Viernes, 19 Julio 2019
Ultimas noticias
Casa » Científicos exponen la superficie de la tumba de Jesucristo en Jerusalén

Científicos exponen la superficie de la tumba de Jesucristo en Jerusalén

05 Noviembre 2016
Científicos exponen la superficie de la tumba de Jesucristo en Jerusalén

De todos modos, un arqueólogo que acompañó al equipo de restauración determinó que las paredes, que se encuentran detrás de los paneles de mármol de la cámara en el centro de la Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén, todavía estaban erguidas.

"Se llevará a cabo un prolongado análisis científico, pero finalmente podremos ver una superficie de la roca original donde, según la tradición, fue puesto el cuerpo de Cristo", ha explicado el arqueólogo de la Sociedad Nacional Geográfica Fredrik Hiebert.

El lugar del entierro en la actualidad está encerrado por una pequeña estructura conocida como Edículo, reconstruida por última vez en 1808-1810 tras sufrir un incendio.

La restauración está a cargo de un equipo de científicos de la Universidad Técnica Nacional de Atenas.

"Estamos en un momento crítico para la rehabilitación de Edículo". "Las técnicas que estamos usando para documentar este monumento único permitirán al mundo estudiar nuestros hallazgos como si ellos mismos estuvieran en la tumba de Cristo", expresó Moropoulou.

Algunos fieles entrando al lugar
Algunos fieles entrando al lugar

Un análisis de la roca original puede ayudar a comprender mejor no sólo la forma original de la cámara de la tumba, sino también cómo ha evolucionado como punto focal de veneración desde que fue identificado por primera vez por Helena, madre del emperador romano Constantino, en el año 326.

La tumba, que se cree que es donde fue enterrado Jesús.se encuentra ubicada en la iglesia del Santo Sepulcro de la Vieja Jerusalén y se encuentra cubierta con mármol desde el año 1555 de nuestra era. Tres días después de ello, un grupo de mujeres volvieron al sepulcro a ungir el cuerpo, pero no lo hallaron: Cristo había resucitado de la muerte.

Las tres principales confesiones cristianas del Santo Sepulcro (griegos ortodoxos, franciscanos y armenios) financiarán el dispositivo, junto a contribuciones públicas y privadas.

La integridad estructural del Edículo, que data de principios del siglo XIX, ha sido motivo de inquietud desde hace décadas. En él vimos representados dos ángeles, uno de ellos con una inscripción que decía: "Ha resucitado, no está aquí", mientras que el otro, señalaba al sepulcro y proclamaba: "He aquí el lugar donde fue depositado". Esto precipitó el acuerdo entre las diferentes iglesias cristianas respecto a la reparación, que comenzó el pasado junio. "Todos necesitamos paz y respeto mutuo", dijo a National Geographic Teófilo III, el Patriarca Greco-Ortodoxo de Jerusalén.