Miércoles, 26 Abril 2017
Ultimas noticias
Casa » Barcelona presenta apelación por sanción de Neymar

Barcelona presenta apelación por sanción de Neymar

22 Abril 2017
Barcelona presenta apelación por sanción de Neymar

Este viernes se cumple el plazo en el que el Barcelona pueda apelar ante la sanción de Neymar Jr, la cual le impediría disputar el clásico, y debido al poco plazo transcurrido entre la sanción y la apelación puede que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) tenga que realizar una reunión de urgencia antes del partido Real Madrid-Barcelona para tratar el caso.

Precisamente este viernes, coincidiendo con una decisión relevante y mediática, se ha conocido la noticia del nombramiento por parte del CSD de tres nuevos miembros del TAD: Cristina Pedrosa, Julián Espartero y Jesús Avezuela, que se unen a Enrique Arnaldo, Miguel Pardo, Blanca Lozano, Koldo Irurzun, Andreu Camps y Carmen Valverde. Ante esta novedad normativa, sobre la que no hay precedentes, la Federación no ha podido trasladar una respuesta al Barça, que con estos argumentos ha presentado su recurso ante el TAD. "Nadie ha pedido la cautelar".

El Barça ha enviado el recurso dentro del plazo y tras la reunión del TAD de forma intencionada, ya que sabe que si el organismo no resuelve, Neymar podría jugar el domingo al quedar automáticamente suspendida la sanción de forma cautelar. En caso de que el recurso llegue más tarde, Arnaldo fue tajante: "Nunca nos hemos vuelto a reunir por la tarde".

El Comité de Apelación desestimó el recurso del equipo blaugrana y le ha mantenido la sanción de tres partidos al jugador brasileño. Ese castigo se sumó a la suspensión automática de un encuentro por la tarjeta roja, por lo que el delantero brasileño se perdió el sufrido triunfo 3-2 sobre la Real Sociedad el fin de semana pasado, y se ausentará del encuentro frente al Madrid y contra el Osasuna la próxima semana.

El astro fue expulsado en el partido ante Málaga, lo que acarreaba un encuentro de suspensión, y recibió dos partidos más de sanción por aplaudir al cuarto árbitro cuando se marchaba a los vestuarios.