Viernes, 19 Julio 2019
Ultimas noticias
Casa » Posible juicio político a Trump por despido para frenar investigaciones

Posible juicio político a Trump por despido para frenar investigaciones

14 May 2017

McCabe no quiso decir si alguna vez escuchó al exdirector del servicio James Comey decir que Donald Trump no era objeto de una investigación sobre un supuesto pacto entre Rusia y la campaña presidencial de Trump en 2016.

Comey tenía previsto participar este jueves, junto a otros responsables de la inteligencia estadounidense, de la sesión de la comisión del Senado, pero fue sustituido de emergencia por McCabe, quien ocupa la dirección del FBI hasta que un nuevo director sea designado.

Tras la medida sorpresiva de Trump, la Casa Blanca dijo que Comey había perdido la confianza de los agentes y de la opinión pública en general.

En una entrevista con la cadena NBC, Trump aseguró que había decidido sobre el futuro de Comey antes de recibir recomendación alguna.

Así contradijo las versiones anteriores de La Casa Blanca, que había afirmado que Trump tomó la decisión tras leer un memorándum de tres páginas del asistente del fiscal general, Rod Rosenstein con críticas a la labor del funcionario sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

De acuerdo al director interino del FBI, Andrew McCabe, manifestó que la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos sigue en marcha.

"Eso no es correcto. Puedo decirles que el director Comey gozó de un amplio apoyo dentro del FBI y aún lo hace hasta el día de hoy", señaló tras la pregunta de una senador, antes de agregar que trabajar con él ha sido "el mayor privilegio" de su carrera profesional.

Asimismo, puso en duda que Comey le haya notificado a Trump que no estaba siendo investigado como señaló el presidente, ya que, según dijo, el FBI habitualmente no revela a una persona si está siendo investigada o no.

La decisión del presidente sembró dudas y temores sobre el futuro de la investigación del Rusiagate, que desde el día uno de su mandato ha sido una piedra en el zapato del magnate inmobiliario, pese a que ha negado cualquier lazo con el gobierno ruso o una coordinación entre sus asesores de campaña y Moscú. Prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a ésta sobre los avances de la investigación.

"Si se refieren a la investigación sobre Rusia, sí".

Una fuente del Congreso dijo el miércoles que Comey informó a legisladores, antes de ser despedido, de que estaba tratando de obtener más recursos para la pesquisa del FBI sobre la supuesta interferencia rusa en los comicios.

No estaba claro si el pedido de Comey, que según trascendidos fue formulado a través de Rosenstein, llegó hasta Trump.