Viernes, 16 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Así fue la canonización presidida por el papa Francisco

Así fue la canonización presidida por el papa Francisco

15 May 2017
Así fue la canonización presidida por el papa Francisco

Se escogieron a tres pastorcitos: Lucía 10 años; Francisco y Jacinta de 9 y 8 años, respectivamente.

El Papa Francisco aterrizó ayer en Portugal para realizar su primera peregrinación al santuario de Fátima, donde una marea de peregrinos le espera para celebrar el centenario de las apariciones de la Virgen María a tres pastorcitos.

En este lugar, hoy, canonizará a dos de los tres pastores a los que, según la tradición católica, se les apareció la Virgen de Fátima.

"Tras haber largamente reflejado, invocado varias veces el auxilio divino y escuchado el parecer de nuestros hermanos en el episcopado, declaramos y definimos como santos a los beatos Francisco y Jacinta Marto, los inscribimos en el Libro de los Santos y establecemos que en toda la Iglesia ellos sean devotamente honrados entre los santos", proclamó el Obispo de Roma.

Allí le esperan un millar de niños y será recibido por el rector del santuario Carlos Cabecinhas, y después en su interior tendrá un momento de recogimiento en privado y después pronunciará una oración dedicada a la Virgen e impartirá la bendición a los fieles. Los relicarios con forma de ampolla de cristal que contenían un mechón de pelo de Jacinta y un fragmento de hueso de la costilla de Francisco, fueron colocados en el altar por Angela Coelho, la postuladora de la causa de la canonización, y por Pedro Valinho, asesor de la postulación y actual director del Servicio de Peregrinos del Santuario.

El Pontífice junto a Luca, el niño brasileño que se recuperó "de manera inexplicable" de una lesión cerebral. "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo", dijo el papa Francisco de acuerdo con un reporte de la agencia de noticias católica ACI Prensa.

Y el Papa le suplicó a la Virgen de Fátima por "esperanza y paz para la humanidad". "Gracias por haberme acompañado. No podía dejar de venir aquí para venerar a la Virgen Madre, y para confiarle a sus hijos e hijas", dijo el pontífice en el evento.

En la homilía, Francisco oró para que la Virgen proteja a los miembros más vulnerables de la sociedad: "especialmente a los enfermos y a los discapacitados, a los presos y desempleados, a los pobres y a los abandonados".

También exhortó a una "movilización general contra esa indiferencia que nos enfría el corazón y agrava nuestra miopía".

"Ante los cientos de miles de personas que con sus velas encendidas asistieron a esta ceremonia, Francisco les preguntó si creían que la Virgen era "¿una maestra de vida espiritual (.) o más bien una Señora inalcanzable?" o si la veían como "¿La Bienaventurada porque ha creído o más bien una 'santita', a la que se acude para conseguir gracias baratas". Espera que el mensaje de paz que reportaron hace 100 años, cuando Europa estaba sumida en la angustia de la Primera Guerra Mundial, resuene entre los fieles católicos de la actualidad.

"Queridos Peregrinos, tenemos una Madre".