Jueves, 23 May 2019
Ultimas noticias
Casa » Rusia enfurece a la Casa Blanca por fotos de Trump

Rusia enfurece a la Casa Blanca por fotos de Trump

15 May 2017

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió el viernes al exdirector del FBI James Comey, a quien destituyó sorpresivamente el martes, que no debe hacer revelaciones a la prensa.

Preguntado por el demócrata de más alto rango de la comisión, el senador Mark Warner si se comprometería a informar al comité en caso de que la Casa Blanca tratara de entrometerse en la investigación de Rusia, el director en funciones fue tajante: "Absolutamente", dijo.

"Los iba a despedir sin importar las recomendaciones", dijo Trump en una entrevista con la cadena NBC emitida este jueves, después de que la Casa Blanca intentara convencer al Congreso y a la ciudadanía de que la medida no tuvo motivaciones políticas.

"En pocas palabras, señor, no se puede impedir que los hombres y mujeres del FBI hagan lo correcto, protegiendo al pueblo estadounidense y protegiendo la Constitución", afirmó en respuesta a una pregunta del senador republicano Marco Rubio. "Ante una audiencia ante el Senado McCabe afirmó que habitualmente el FBI no revela si una persona está siendo investigada o no. Además, aseveró que " no es cierto? que Comey perdió la confianza y que " el director gozaba de un amplio apoyo dentro del FBI y aún hoy lo goza" Además, sostuvo que la investigación que se lleva adelante sobre la supuesta intervención rusa en la campaña electoral es " altamente significativa?, al contrario de lo que había dicho el gobierno y aseguró que la destitución de Comey no afectaría en su resultado.

En tanto, la Casa Blanca se negó a hacer declaraciones o dar pruebas sobre el tema.

El despido de Comey se da días después que testificó en el Capitolio sobre la investigación del FBI a la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado y a las posibles conexiones entre Rusia y la campaña de Trump.

Prometió que no tolerará interferencia alguna de la presidencia ni informará a ésta sobre los avances de la investigación. Dijo que habló con el director del FBI durante una cena y en dos conversaciones telefónicas, y que éste le dijo "usted no está siendo investigado".

Días antes de su despido, Comey había solicitado mayores recursos para su investigación, de acuerdo con fuentes oficiales, lo cual generó temores de que Trump intentaba socavar una investigación que amenazaba su presidencia. También se encontraba furioso, según The Washington Post, por su intención de continuar la investigación sobre los vínculos de su equipo de campaña con Rusia, un fantasma que lo acecha desde el comienzo. La portavoz adjunta del gobierno, Sarah Huckabee, incluso dijo que Trump había considerado despedir a Comey antes de las elecciones de noviembre.