Viernes, 18 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » El arresto de inmigrantes creció 38% en los 100 días de Trump

El arresto de inmigrantes creció 38% en los 100 días de Trump

19 May 2017
El arresto de inmigrantes creció 38% en los 100 días de Trump

El número de personas arrestadas por agentes de inmigración en los primeros meses del gobierno de Donald Trump es casi un 40% mayor que el año pasado.

Los arrestos se produjeron durante cien días, concretamente entre el 22 de enero y el 29 de abril de este año, informó en un comunicado el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), encargado de hacer cumplir las leyes migratorias en Estados Unidos.

Sin embargo, también hubo un salto significativo -de más del 150 por ciento- en el número de inmigrantes sin condenas por otros delitos que han sido arrestados por el ICE: 10 mil 800 desde el comienzo del año en comparación con las 4 mil 200 del mismo período de 2016.

El 25 de enero es la fecha en la que Trump firmó dos órdenes ejecutivas en materia de migración: la que daba por iniciado el proceso para construir el muro en la frontera con México y la que pretendía retirar fondos a las "ciudades santuario", que son las que se niegan a colaborar con las autoridades federales en la localización y detención de sin papeles para su deportación.

Entre los detenidos figura el hondureño Jose Víctor Bonilla-Meléndez, uno de los "fugitivos más buscados" del ICE y que fue arrestado el 13 de abril en Denver, Colorado, dijo la agencia. "ICE tomará la acción para deportar a los individuos (indocumentados) sujetos a la orden de los jueces de migración", sentenció el director interino de ICE, Thomas Homan, en un comunicado.

El funcionario dijo que la agencia está enfocada en indocumentados con antecedentes criminales.

El aumento es resultado de la reciente directriz establecida por el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, con el objetivo de implementar los decretos de Donald Trump sobre la aplicación de la ley de inmigración y seguridad fronteriza.

Días después de que Trump asumiera el cargo, emitió una orden ejecutiva que dejó en claro que cualquier persona en los Estados Unidos ilegalmente podría ser deportada y terminó con la política del ex presidente Barack Obama de conceder con frecuencia suspensiones de deportación a inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales o hijos nacidos en Estados Unidos.

En total, el Comité tenía en su plato dos medidas para combatir el contrabando de humanos, dos para facilitar los recursos y operaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), y otra para la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS).