Sábado, 18 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » 'No renunciaré', dice el presidente de Brasil, Michel Temer

'No renunciaré', dice el presidente de Brasil, Michel Temer

19 May 2017
'No renunciaré', dice el presidente de Brasil, Michel Temer

"Quiero resaltar enfáticamente que la investigación del Tribunal Supremo demostrará que no tengo nada que ver con esos hechos", manifestó minutos después de que la Corte Suprema de Brasil autorizara investigarlo por su presunta implicación en un esquema de sobornos.

Batista grabó una conversación en la que supuestamente discutía con Temer sobre la realización de unos pagos ilegales al encarcelado expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, también miembro del PMDB, para convencerle de que no testificara en un caso de corrupción.

En el audio aparece el presidente Temer dando el aval a todo lo que le cuenta Batistas sobre el pago de soborno a cambio del silencio de Cunha más todo lo que viene realizando para esquivar la Justicia.

"El nos dijo que parecía una conspiración y negó haber actuado intermediando sobornos", dijo un senador que lo visitó por la mañana y pidió a Télam no ser identificado.

"Hoy el relato del empresario niega el contenido de las negociaciones", explicó Temer durante la conferencia de prensa que se llevó a cabo este jueves en horas de la tarde.

"No renunciaré, repito, no renunciaré".

Filtraciones publicadas este jueves aseguran que Temer, por medio de un diputado indicado como su intermediario, habría ofrecido Joesley Batista, dueño de JBS, la mayor exportadora de carne del mundo, cargos para hombres de su confianza en instituciones como el Banco Central, la Hacienda brasileña o el Cade, una institución que supervisa el cumplimiento del libre mercado en Brasil. Entonces, se escucha a Temer responder: "Tienes que mantener eso [los sobornos]".

Según la denuncia en poder de la fiscalía federal y revelada por el diario O Globo, Temer le dio su aprobación a los magnates Wesley y Joesley Batista para comprar el silencio del detenido exdiputado Eduardo Cunha, un cercano aliado y considerado el mentor del juicio político que destituyó de la jefatura del Estado a Dilma Rousseff el año pasado.