Miércoles, 19 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » El papa canoniza a los pastores Jacinta y Francisco en Fátima

El papa canoniza a los pastores Jacinta y Francisco en Fátima

24 May 2017

La Virgen de Fátima, célebre por las profecías que reveló a los tres niños pastorcillos, Lucía, Francisco y Jacinta, también tendrá su festejo de 100 años en la Catedral de Asunción, con una misa a las 18.00 horas, presidida por el arzobispo Edmundo Valenzuela, cabeza de la Iglesia Católica en Paraguay.

Los hermanos que serán canonizados, Francisco y Jacinta Marto, que tenían nueve y siete años cuando ocurrieron las apariciones, murieron de gripe dos años después. Su causa para beatificación está en curso.

Pero el texto del tercer 'misterio' se mantuvo bajo llave por décadas y sólo fue revelado en el año 2000, precisamente en Fátima, por Juan Pablo II, quien beatificó a los pastores. Gracias a la divulgación de estas tres predicciones por parte de los niños, la iglesia los consideró proféticos de la historia del siglo XX. Un terrorista turco, Alí Mehmet Agca le disparo mientras Wojtyla, a bordo de un jeep descubierto saludaba a la multitud tras una audiencia general de los miércoles.

La rosa de oro del Papa Francisco para la Virgen de Fátima.

La multitud que se desplegó frente al santuario y en sus alrededores recordó esta y otras anécdotas.

En la oración, que pronunció en portugués ante la estatua, el Papa se describió a sí mismo como un "obispo vestido de blanco", retomando las palabras mencionadas en el último de los tres secretos.

El milagro por la intercesión de ambos niños y por el que se ha podido decretar la canonización, según las normas católicas, es el de la presunta curación de un niño brasileño.

"En este lugar, donde hace cien años a todos mostraste los designios de la misericordia de nuestro Dios", añadió en su plegaria, Francisco pidió que recuerde a todos los que "quieren vivir en Dios y rezan los misterios de Cristo para alcanzar la paz".

En la introducción de su obra, Zavala indica que discrepar de la versión oficial de la Santa Sede no supone enfrentarse a la Iglesia ni mucho menos criticarla, destacando que ama a la Iglesia instituida por Jesucristo y declarándose obediente a Su Vicario en la tierra.

Explicó a los cientos de enfermos, situados en un espacio, a un lado del altar, que "Jesús sabe lo que significa el sufrimiento, nos comprende, nos consuela y nos da fuerza, como hizo con san Francisco Marto y santa Jacinta, y con los santos de todas las épocas y lugares".

Además, se presentaron las reliquias de Francisco y Jacinta, transportadas por la postuladora, la hermana Angela Coelho, y por el consultor de la postulación, Pedro Valinho, junto a 20 niños y adolescentes de entre 9 y 16 años. Terminada la misa de canonización, el Papa almorzó con los obispos portugueses y por la tarde emprendió el regreso a Roma.