Miércoles, 17 Julio 2019
Ultimas noticias
Casa » Acusaciones son inventadas — Presidente de Brasil

Acusaciones son inventadas — Presidente de Brasil

15 Junio 2017

Lo primero que ven los pasajeros al aterrizar en el aeropuerto de Brasilia son gigantescos carteles publicitarios de la serie televisiva estadounidense House of Cards, cuyo personaje principal es un experto operador político llamado Frank Underwood.

Uno de los carteles muestra una cita de Underwood: "Hay un error que casi todos cometen: escoger el dinero sobre el poder".

El tema excluyentes será el apoyo al presidente acusado de corrupción.

Temer dijo que su Gobierno no se inmiscuyó en la votación del Tribunal Superior Electoral (TSE) del viernes pasado, que lo mantuvo en la Presidencia. Pero el tribunal compuesto por siete jueces, dictaminó 4-3 que no tenía suficiente evidencia para anular la fórmula Rousseff-Temer.

Según los abogados del gobernante, había preguntas "verdaderamente invasivas, y por tanto inoportunas, que buscan simplemente entrar en la vida personal del presidente (Temer) chocando con su intimidad y sin ninguna conexión con las investigaciones".

Sin embargo, Temer aún enfrenta una investigación potencialmente devastadora y (según los analistas) una batalla para mantener su gobierno de coalición y el ímpetu de su ambicioso programa de reformas diseñado para ayudar a rescatar la economía más grande de América Latina de la peor recesión en su historia.

"El empresario Joesley Batista informa que está en Brasil desde el domingo".

Eso podría venir, por ejemplo, de confesiones comprometedoras de detenidos de alto perfil como el cercano exasesor de Temer Rodrigo Rocha Loures; de Lúcio Funaro, el operador financiero del poderoso exdiputado encarcelado Eduardo Cunha; o del propio Cunha.

Pero para que el caso siga su trámite en la corte suprema, la denuncia deberá ser validada por dos tercios de la Cámara de Diputados, una posibilidad relativamente remota, dado que el impopular mandatario mantiene una mayoría sólida en el Congreso.

Los líderes del partido han dicho que están bajo presión para salir debido al desplome de la popularidad de Temer, que es ahora de menos de 10%. "El PSDB siente que ha perdido demasiado capital político al apoyar a Temer y que no ha recibido nada a cambio", dijo Carlos Melo, analista político de Insper, una universidad de negocios en São Paulo.

Para los inversores, el factor más importante es qué pasará con el programa de reformas de Temer, que incluye su propuesta para reformar el insostenible sistema previsional del país. "Brasil necesita estas reformas independientemente de quién sea el presidente", agregó.

La decisión ya ha tenido impacto. El político de 76 años de edad ha sido el presidente de la cámara baja de congreso tres veces.