Martes, 12 Diciembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Russ, la fiesta de sexo y alcohol más descontrolada del mundo

Russ, la fiesta de sexo y alcohol más descontrolada del mundo

20 Junio 2017
Russ, la fiesta de sexo y alcohol más descontrolada del mundo

Organizada por adolescentes que están por terminar la secundaria, Russ empieza a mediados de abril y termina el 17 de mayo, el Día de la Constitución y fiesta nacional de Noruega.

El joven Frederik Helgesenn, que lidera el comité de organización de la famosa celebración, dijo a una agencia de noticias norteamericana.

"No creo que en el mundo haya algo como esto".

Lo adolescentes se juntan en grupo de entre 15 y 25 y alquilan un bus al que decoran y preparan como una disco ambulante con diferentes pistas. El costo de preparar cada bus puede llegar hasta los 120 mil dólares.

En todos los países hay fiestas típicas del lugar, pero nadie se habría imaginado que en algún lugar del mundo hubiera una fiesta en la que los asistentes beben y tienen todo el sexo que pueden durante todo un mes.

Una vez listos los preparativos de su vehículo, los jóvenes se visten generalmente con un overol rojo y azul, llamado tradicionalmente russebukse; después de esto es opcional la contratación de un chofer y parten a las rutas por las autopistas noruegas para después arribar a los distintos festivales preparados con antelación. Uno de los más significativos es en el Kongerparken, un parque en las afueras de la ciudad de Stavanger, donde pueden congregarse más de 15 mil personas.

Los buses de todo Noruega compiten para ser los que preparan las mejores fiestas y atraen más gente.

Durante el transcurso los participantes compiten en los desafíos más insólitos como tomar una cerveza con dos tampones en la boca, comerse una hamburguesa en dos bocados, tener sexo a la intemperie y beber 24 tragos diferentes en 24 horas.

En los últimos años, ha crecido la preocupación en Noruega por los excesos y descontrol del Russ, que suele terminar con algunos jóvenes heridos. Por eso, han aparecido nuevos desafÃos para la fiesta que tienen que ver con realizarse tests para prevenir enfermedades de transmisión sexual o llevar comida a comedores sociales.