Viernes, 28 Julio 2017
Ultimas noticias
Casa » Cultivos de coca aumentaron 52% en un año. ¿Qué hacer?

Cultivos de coca aumentaron 52% en un año. ¿Qué hacer?

15 Julio 2017
Cultivos de coca aumentaron 52% en un año. ¿Qué hacer?

Entre tanto, la producción potencial de cocaína aumentó un 34 %, al pasar de 646 toneladas en 2015 a 866 en 2016, según el informe.

El último informe del Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) de la UNODC reporta un incremento del 52% en los territorios afectados por cultivos de coca al pasar de 96.000 hectáreas en 2015 a 146.000 hectáreas en 2016. Que nadie se llame a engaño pensando q estas cifras inmovilizan al Gobierno'. El Gobierno Nacional se propuso acabar este año con 100 mil hectáreas de coca: 50 mil hectáreas a través de erradicación forzosa y la sustitución voluntaria de otras 50 mil.

El vicepresidente también destacó, frente a la lucha contra el narcotráfico, que durante el 2016 se efectuaron 193 capturas con fines de extradición, lo que prueba la determinación del Gobierno con la desarticulación de estructuras criminales e hizo un llamado a concentrar esfuerzos también sobre el consumo de drogas.

"El informe muestra un panorama complejo, los datos muestran un incremento" significativo, dijo Mathiasen, quien no obstante sostuvo que hay "esperanza" de una "solución sostenible" al problema de los cultivos y producción de cocaína en Colombia.

"Es cada vez más evidente, aparecen muestras de confianza para una construcción conjunta entre Estado y comunidades en procesos de transformación territorial", agregó el funcionario de la ONU.

Respecto a la solución a esta problemática, el organismo indicó que se requerirá de acciones integrales que enfrenten las economías ilícitas y el crimen organizado para permitir que los cultivadores tomen decisiones "libres sin la presión de grupos armados al margen de la ley y promuevan en el territorio alternativas legales de desarrollo".

En cumplimiento de estas acciones, a 5 de julio de 2017, se han erradicado 20.297 hectáreas de cultivos ilícitos, gracias al trabajo coordinado entre policías, soldados e infantes de marina.