Lunes, 20 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » De cancelarse TLC México tiene a China

De cancelarse TLC México tiene a China

14 Noviembre 2017
De cancelarse TLC México tiene a China

"No queremos que ocurra y, por ello, estamos trabajando duro para lograr un buen resultado", afirmó Videgaray.

Las tensas relaciones entre México y Estados Unidos desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, en particular por su intención de construir un muro en la inmensa frontera que comparten ambos países, también tienen consecuencias en lo económico.

Poner fin al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) representará para México un impacto negativo de entre 1.5 y 2.5 por ciento del PIB nacional, agravado por una mayor inflación y el retraso en implementar una política económica enfocada a fortalecer el mercado interno, alertó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

En la recta final del año, la inercia de bajo crecimiento se está conjugando con presiones inflacionarias derivadas de la depreciación del peso frente al dólar, incertidumbre por el futuro de la renegociación del TLCAN, un mayor contexto de volatilidad, y precios al productor altos, donde la industria es la más afectada, lo que hace prever que la inflación se mantendrá en niveles cercanos al 6 por ciento.

"Se habla de la semana del 11 al 15 de diciembre para realizar una ronda en Washington", dijo a reporteros el presidente de la Comisión de Comercio Exterior de la Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), Eugenio Salinas.

Una encuesta realizada por el Centro Pew en abril pasado mostró que los habitantes de México o Canadá tienen puntos de vista más favorables al TLCAN que los estadounidenses. Más de la mitad del comercio se hace conforme a las reglas de la OMC [Organización Mundial de Comercio], y no con el TLCAN.

Pese a ello, México ya se está preparando para la eventual salida del país vecino del norte del tratado comercial a través de la red de acuerdos comerciales internacionales que ya sostiene con países europeos y latinoamericanos.

Se trata del que hasta ahora se conocía como TPP, un texto que quedó tocado de muerte por la decisión de Estados Unidos de retirarse y que los países restantes (Brunéi, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam) quieren potenciar.