Lunes, 20 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Empleados de Fiscalía protestan por fétido olor

Empleados de Fiscalía protestan por fétido olor

15 Noviembre 2017
Empleados de Fiscalía protestan por fétido olor

La protesta de de trabajadores de la Fiscalía General del Estado, debido a los olores fétidos que emanan de las instalaciones del Semefo, evidenció la saturación que se tiene en esas instalaciones de Chilpancingo, donde las necropsias y pruebas periciales que se practican a los cadáveres se realizan en el pasillo, sitio en el que se mantiene almacenados decenas de cuerpos sin medidas de refrigeración que evite la descomposición.

Este martes el olor se hizo más insoportable, por lo que acordaron suspender labores para presionar al fiscal general Xavier Olea Peláez, para que intervenga y acuda al gobernador Héctor Astudillo Flores.

Los trabajadores denunciaron que de acuerdo con la información que proporcionó personal del Semefo existen al menos 600 cuerpos en dichas instalaciones, muchos de ellos desde 2015.

Desde hace varios meses, laboran soportando el olor, pero que desde hace un mes subió la intensidad, aseguraron.

Dijeron también, que desde hace un mes solicitaron al titular de la FGE que hiciera los trámites ante el gobierno estatal, para que construyan otras instalaciones alejadas de sus oficinas, y advierten que de no acceder, no volverán a trabajar.

Proceso, informó el 27 de octubre que la ola de violencia, la falta de recursos para tomar muestras genéticas y la burocracia ministerial causaron la saturación de las unidades del Servicio Médico Forense de Guerrero, donde más de 500 cadáveres están en condiciones irregulares.

En ese sentido, Ocampo Lara dijo que "ese panteón -al que han sido trasladados 146 cadáveres con ficha de identificación- representa la dignificación del resguardo de los cuerpos que previamente cuentan con un exhaustivo análisis forense".

Sin embargo, no les dio tiempo y como se puede observar en las imágenes, son más de 20 bolsas con restos humanos y cuerpos completos que se encuentran tirados en el piso, prácticamente al aire libre, a no menos 15 metros de distancia de las oficinas de la Fiscalía del Estado.