Miércoles, 13 Diciembre 2017
Ultimas noticias
Casa » "Macri no llegó para manipular a la Justicia" — Marcos Peña

"Macri no llegó para manipular a la Justicia" — Marcos Peña

08 Diciembre 2017

El Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, defendió esta tarde al Presidente Mauricio Macri y al Gobierno de las acusaciones de Cristina Fernández de Kirchner, quien después de ser procesada afirmó ser víctima de una persecución política y judicial. Peña salió al cruce de los dichos de la ex presidenta y pidió "dejar trabajar a la Justicia independientemente".

"Creemos en el normal funcionamiento de las instituciones como parte de la construcción de la República, garantizando absolutamente el Estado de Derecho y las libertades".

"Que no haya impunidad para nadie ni sensación de injusticia para nadie, que podamos curar esa desconfianza, cuando se siente que la justicia llega para uno y no para todos", añadió.

El funcionario admitió que "obviamente es una situación que reviste una particularidad por el tipo de denuncia, por las acusaciones que se han hecho".

En esa línea, remarcó que el tema "requiere de una investigación muy bien hecha y también un debido proceso de defensa para los acusados".

En tanto, Peña polemizó con la expresidente, quien había acusado a Macri de "buscar el daño personal y político para los opositores", e indicó: "Tenemos que acostumbrarnos a vivir en un país en el que todos somos iguales ante la Ley". "Lo demás corresponde al ámbito judicial", puntualizó.

"No nos corresponde opinar sobre la decisión de un juez, que toma la decisión en base a fundamentos y a sus consideraciones", consignó.

En cuanto al pedido del magistrado para que el Senado le quite los fueros a Cristina Kirchner, Peña señaló que "las autoridades del interbloque Cambiemos dijeron que se iba desarrollar todo el trámite con la prudencia y la institucionalidad necesaria, pensado no en términos partidarios sino en términos institucionales".

Asimismo, hizo hincapié en que "no es facultad del presidente incluir el tratamiento" del pedido de desafuero en las sesiones extraordinarias del Congreso -que no celebra plenos ordinarios porque está en receso- convocadas por el Gobierno para analizar los proyectos de reforma tributaria y laboral propuestos por el Gobierno.