Viernes, 17 Agosto 2018
Ultimas noticias
Casa » El papa Francisco aterrizará en Chile en medio de protestas

El papa Francisco aterrizará en Chile en medio de protestas

18 Enero 2018
El papa Francisco aterrizará en Chile en medio de protestas

El jesuita Felipe Berrios criticó abiertamente la presencia del prelado en el Parque: "Debió haber tenido dignidad", dijo agregando que su presencia deja una herida en el viaje apostólico.

Barros fue designado en marzo de 2015 obispo de Osorno, donde hasta hoy es rechazado por una parte de la feligresía que lo acusa de haber encubierto los abusos de Karadima.

Una situación que para el jefe de la Iglesia Católica se trataría de una calumnia, declarando ante los periodistas que lo esperaban antes de la misa de este jueves en Iquique que "El día que me traigan una prueba del obispo Barros, ahí voy a hablar".

"No hay una sola prueba en contra, todo es calumnia", enfatizó Jorge Mario Bergoglio en declaraciones a los informadores que le abordaron en el momento en que se bajó del automóvil cerrado en el que viajaba para subirse al papamóvil.

Polémica ha causado la participación del obispo de Osorno, Juan Barros en las misas y actividades que el Papa Francisco ha realizado en Santiago, Temuco y esta mañana en Iquique, debido a los vínculos del religioso con Fernando Karadima, responsable de abusar sexualmente a menores entre los años 1980 y 1990. Los disidentes se han manifestado en los diversos lugares que ha recorrido el papa desde que llegó a Chile, este lunes, con carteles que dicen "ni zurdos ni tontos". Fueorn palabras muy lindas de apoyo.

Vuelto a ser confrontado con la polémica de su protagonismo en la visita papal, y consultado por si no ha pensado en restarse, respondió que "participar en la misa para uno es lo más grande, y eso es lo que prima, por mucho que haya algún otro comentario". "Eso a uno, como hijo de la iglesia, como sacerdote y obispo, lo alegra, lo fortalece".

Barros fue discípulo de Fernando Karadima, un cura de gran influencia en la iglesia chilena, que formó medio centenar de sacerdotes hasta que fue suspendido por la Justicia vaticana de por vida en 2010.