Martes, 25 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » El papa condena inseguridad en Trujillo, ciudad peruana agobiada por el crimen

El papa condena inseguridad en Trujillo, ciudad peruana agobiada por el crimen

20 Enero 2018
El papa condena inseguridad en Trujillo, ciudad peruana agobiada por el crimen

Francisco celebró su primera misa en el país, en la playa de Huanchaco, a la que asistieron 200.000 personas según la organización: "Así como ellos enfrentaron la tempestad sobre el mar, a ustedes les tocó enfrentar el duro golpe de El Niño Costero, cuyas consecuencias dolorosas todavía están presentes en tantas familias, especialmente aquellas que todavía no pudieron reconstruir sus hogares".

En este tercer día de su visita a Perú, que concluirá el domingo, el santo padre llegará a dicha urbe poco antes de las 09:00 hora local y de inmediato se trasladará en un automóvil hasta la playa de Huanchaco, para oficiar una misa en la que se espera participen unas 500 mil personas. "También por esto quise estar y rezar aquí, con ustedes".

Destacó la "solidaridad, de la generosidad" con la que se ayudaron y "en medio de la oscuridad junto a tantos otros fueron cirios vivos que iluminaron el camino con manos abiertas y disponibles para paliar el dolor y compartir lo que tenían desde su pobreza".

También, el Papa se refirió a las otras "tormentas" que azotan a esta región peruana como "el sicariato y la inseguridad que esto genera", así como "la falta de oportunidades educativas y laborales" para los más jóvenes, que les impiden construir un futuro digno.

Para Francisco, la solución para salir de estas "tormentas", de sacar a los hijos adelante ante estas situaciones "se llama Jesucristo".

"Los peruanos en este momento de la historia no tienen derecho a dejarse robar la esperanza", los animó.

¿Se animan a cantarla?, les dijo Francisco, pero como no conseguían arrancar, el pontífice les pidió repetir estas frases como conclusión de su homilía.

Luego de un breve discurso de agradecimiento de parte de monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, arzobispo metropolitano de Trujillo, el Papa Francisco y su comitiva partieron al balneario de Buenos Aires, ubicado en Víctor Larco y que fue uno de los más golpeados por el Niño Costero.

Francisco arribó en el papamóvil a la explanada donde se realizará la misa, después de recorrer las calles de Trujillo desde el aeropuerto, y saludar a las personas que se apostaron en las avenidas para darle la bienvenida.