Martes, 23 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Jorge Triaca y un polémico audio dirigido a una ex empleada

Jorge Triaca y un polémico audio dirigido a una ex empleada

21 Enero 2018
Jorge Triaca y un polémico audio dirigido a una ex empleada

La propia mujer, contactada por los medios, agregó más tarde que trabajó varios años en negro y que tiene un contrato en el SOMU, un gremio intervenido por el gobierno.

"Tenemos que tener un nivel de control sobre lo que pasa en el sindicato".

"En el audio que se viralizó ayer se lo escucha al ministro decirle a la empleada y ex delegada: "¡Sandra no vengas eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre.

Ni bien se hicieron públicas sus vergonzosas palabras contra la empleada, Triaca pidió disculpas en Twitter: "Pido disculpas por el exabrupto que circula en un audio".

El abogado de Heredia, Walter Lasagna, señaló que Triaca ubicó a la mujer en el SOMU luego de un pedido de aumento de sueldo: "No te puedo aumentar, pero te puedo dar un 'trabajito´ en el sindicato".

"Después de ese audio, me encontré con ella y estuvo trabajando cuatro meses más con mi hermano en la quinta. Nunca me había enviado un audio, fue el primero y lo que me dijo me dolió mucho", finalizó la empleada.

Heredia denunció que el ministro la había echado sin pagarle la correspondiente indemnización y que mantuvo la relación laboral en negro, antes de ser blanqueada en 2015. Dijo que incluso en un primer momento no le querían dejar sacar las cosas de la vivienda que ella utilizaba en su condición de casera de la quinta.

El titular de la cartera de Trabajo se dirigía a Sandra Heredia, quien trabajaba desde fines de 2012 en una quinta de su familia ubicada en Panamericana 4079, en el partido bonaerense de San Isidro. Por un lado, sembraron suspicacias en torno a que el escándalo respondería a una "operación de prensa" como "vuelto" por las políticas de Trabajo en aras de generar transparencia en el mundo sindical. No tenía tiempo ni oportunidad de dedicarme a otra cosa, pues la actividad que me imponían era de tiempo completo.