Miércoles, 26 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Así es la nave que destruirá asteroides peligrosos para la Tierra — HAMMER

Así es la nave que destruirá asteroides peligrosos para la Tierra — HAMMER

11 Marcha 2018
Así es la nave que destruirá asteroides peligrosos para la Tierra — HAMMER

NASA capta ciclones gigantes en polo norte de Júpiter.

Según la revista Acta Astronautica, el diseño de HAMMER se solicitó originalmente en un informe del Consejo Nacional de Investigación de 2010 advirtiendo sobre la amenaza de un impacto de asteroide no detectado en la civilización humana.

Hasta ahora HAMMER se trata sólo de un concepto que la NASA presentará oficialmente el próximo mes de mayo en una conferencia relacionada con la seguridad espacial en Japón.

Dentro de lo que se ha expuesto sobre el posible impacto del astereoide, se dio a conocer que se necesitaría para desviar a Bennu, un asteroide de más de medio kilómetro de ancho que pesa 79 millones de toneladas, y viaja en una órbita más o menos circular con la Tierra.

Según ellos, en caso de que un asteroide de estas dimensiones impacte contra la Tierra, se produciría una explosión de 1,15 gigatones de energía, lo equivalente a una explosión 23 veces más potentes que la última bomba de hidrógeno.

Hacia Bennu partió la misión OSIRIS-REx en setiembre de 2016 y llegará a su cita con el asteroide en agosto de 2018.

Idealmente, una trayectoria llevaría una multitud de estas naves espaciales justo en frente del asteroide, donde serían atropelladas en una serie de colisiones a 35 mil kilómetros por hora.

La Administración Nacional de Seguridad Nuclear de Estados Unidos, en conjunto con la NASA, han ideado un plan para destruir todo tipo de asteroides con armas nucleares, todo con el fin de mantener a salvo el planeta Tierra.

El físico David Dearborn le comentó a Buzzfeed News que, en primer lugar, planean usar una enorme nave llamada HAMMER para desviar el asteroide de su curso y evitar una colisión, pero si el asteroide es demasiado grande, tendrían que recurrir a una bomba atómica para destruirlo antes de que se acerque demasiado.