Miércoles, 24 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Gobierno sube los impuestos a cigarrillos y bebidas azucaradas y alcohólicas

Gobierno sube los impuestos a cigarrillos y bebidas azucaradas y alcohólicas

10 May 2018
Gobierno sube los impuestos a cigarrillos y bebidas azucaradas y alcohólicas

En el caso de los cigarrillos, los productos hechos a base de tabaco negro y rubio, el ISC por cigarrillo pasará de S/0,18 a S/0,27 por cada uno. Las medidas fueron publicadas a través de decretos en una edición extraordinaria del diario oficial El Peruano.

Es el segundo incremento en el impuesto selectivo al tabaco en Perú en el período de dos años, pues en mayo de 2016 se aumentó de 0,07 soles (0,02 dólares) a 0,18 soles por cigarrillo. En detalle, se plantea que los licores que tengan entre 0 y 6 grados de concentración de alcohol se mantiene el ISC de S/1,25 por litro producido y se eleva de 30% a 35% la tasa al valor según precio de venta al público.

Esta medida para las bebidas con azúcar añadida se encuentra en línea con la experiencia exitosa acometida en México, explicó hoy el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en un comunicado.

También se impuso la tasa de 25% del ISC para la cerveza sin alcohol, con contenido de azúcares totales igual o superior a 6 gramos por cada 100 mililitros.

Finalmente, la norma dispone que los vehículos nuevos para transporte de pasajeros que tengan algún mecanismo dual -como gas o eléctrico- no pagarán impuestos y los vehículos a gasolina nuevos tendrán una tasa de ISC de solo 10%.

El titular del MEF comentó que observan que diversos productos y servicios están generando externalidades negativas en la población por su alto contenido de azúcar, "que implican gastos elevados en cuanto a atención de los servicios de salud o que implican impactos grandes en la productividad".

El impuesto será del 40 % para los vehículos usados, ya sean a gasolina o a diésel, a excepción de las camionetas tipo "pick-up" al considerarse un bien de capital.

Así ocurrió con los combustibles, ya que la emisión de dióxido de carbono ha crecido y de manera inversa ha bajado la recaudación del impuesto selectivo al consumo de los carburantes, al pasar del 1,6 % del producto interior bruto (PIB) del país en 2003 al 0,4 % en 2017.