Viernes, 16 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » El arzobispo australiano condenado por abuso sexual apelará la sentencia

El arzobispo australiano condenado por abuso sexual apelará la sentencia

05 Julio 2018
El arzobispo australiano condenado por abuso sexual apelará la sentencia

Un día después, dimitió de su cargo como sacerdote de la ciudad de Adelaida.

El mismo tribunal lo condenó a 12 años de cárcel, sin posibilidad de liberación anticipada antes de seis meses.

Aunque Wilson de 67 años, debe pasar al menos seis meses recluido antes de poder optar por la libertad condicional, no ingresará de inmediato a la prisión, informó el magistrado Robert Stone de la corte de Newcastle donde compareció el prelado.

"Toda la comunidad está devastada de muchas formas por las décadas de abusos y su encubrimiento", dijo el magistrado.

Wilson es el más alto cargo de la Iglesia católica de todo el mundo condenado por encubrimiento en un caso de abusos sexuales a menores.

Para evitar la pena máxima, sus abogados argumentaron que el obispo padece diabetes, alzheimer y problemas de corazón.

El abusador James Fletcher fue sentenciado en diciembre de 2004 por nueve cargos de pederastia y murió en la cárcel 13 meses después.

En 1976, ambas víctimas denunciaron a Wilson los abusos que sufrieron por parte del sacerdote.

Entonces Wilson, quien era asistente de Fletcher en la parroquia de East Maitland, consideró los testimonios de los niños falsos porque creía que el cura pederasta era "un buen muchacho".

Según el juez, Wilson no actuó contra Fletcher porque "quería proteger a la Iglesia y su imagen".

Paradójicamente, antes de ser arzobispo de Adelaida, Wilson fue obispo de Wollongong, una ciudad al sur de Sídney en la que se ganó el apodo de "el obispo sanador" por su trabajo con víctimas de abusos sexuales.

Una comisión que investigó la respuesta institucional a la pederastia en Australia encontró que la Iglesia Católica, con fuerte arraigo en el país, recibió quejas de 4 mil 500 personas por presuntos abusos de unos mil 880 hermanos y sacerdotes entre 1980 y 2015. El Gobierno australiano tiene previsto en octubre pedir perdón en nombre del país a las víctimas de pederastia mientras se encontraban bajo el cuidado de las instituciones.