Lunes, 17 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Hallan en Perú a Patricia Aguilar, chica captada por una secta

Hallan en Perú a Patricia Aguilar, chica captada por una secta

08 Julio 2018
Hallan en Perú a Patricia Aguilar, chica captada por una secta

"Ella fue captada por el líder de una secta religiosa", dijo a la Agence France-Presse el jefe de la sección policial de Trata de Personas, coronel José Antonio Capa. Allí la española convivió con dos mujeres, quienes tuvieron un hijo, cada una, con el falso profeta.

La española Patricia Aguilar fue reportada como desaparecida al principio de 2017, tras cumplir la mayoría de edad.

En el operativo de rescate la policía peruana detuvo a un hombre acusado de liderar una secta satánica que sometía a tres mujeres, una de ellas era la joven de 19 años.

Con información de dpa. Su aspecto era el de una chica extremadamente delgada y 'dopada', probablemente por los efectos de los rituales con ayahuasca a los que Manrique la obligaba a participar y la escasez de recursos en San Martín de Pangoa, el pequeño municipio peruano en el que se encontraba malviviendo junto a otras mujeres y otros niños, todos ellos las esposas y los hijos del gurú. Ha señalado que todavía no han mantenido contacto con Patricia y que desconocen si podrán hablar con ella en cuanto llegue a Lima. Ello luego de que se siguiera la pista de Félix Steven Manrique, el líder de un grupo gnóstico, quien habría convencido a la mujer de unirse a su secta tras dejar a su familia en España.

Alberto Aguilar, padre de Patricia, quien llegó al Perú hace casi dos años para buscarla, acudió a la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía Nacional en Lima, para indagar sobre el estado de salud de la joven.

Es así como la noche del 7 de enero de 2017, con la excusa de pasar la noche en casa de unos amigos, la joven con 18 años cumplidos tomó un vuelo a Lima que pudo pagar con 6,000 euros que sustrajo del negocio de sus padres, indica el diario El Mundo. Sin embargo, fue el padre de la joven el que gracias a su tesón e insistencia, llegando a viajar dos veces a Perú para conocer a las familias de otras chicas desaparecidas e intentar convencer a su hija para regresar, el que consiguió activar los resortes adecuados para que la policía del país actuase y pusiera fin al delirio de Manrique.

Tras atravesar un momento muy doloroso por la muerte de un tío al que estaba muy unida, Patricia Aguilar entró en un estado emocional muy vulnerable.

Fue cuando empezó también la odisea de su familia por encontrar a Patricia Aguilar. La Fiscalía Especializada en delitos de Trata de Personas de Lima, solicitó la detención judicial en flagrancia contra el falso profeta.

La familia de Patricia Aguilar comenzó una búsqueda y pronto denunció que había caído en manos de la presunta secta liderada por Félix Steven Manrique, si bien la propia joven se presentó en varios medios de comunicación donde afirmó que se encontraba junto a él por su propia voluntad.