Miércoles, 21 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Lula se queda en la prisión, pero vuelve la tensión

Lula se queda en la prisión, pero vuelve la tensión

11 Julio 2018
Lula se queda en la prisión, pero vuelve la tensión

Brasil vive un conflicto judicial por la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores.

Entre los hechos más escandalosos del día, está sin duda la actuación desesperada del Juez Sergio Moro que, incluso disfrutando de sus vacaciones en Portugal, llamó a la sede de la Policía Federal para intentar impedir la liberación de Lula y, como tal, actuando ilegalmente contra un superior jerárquico dentro del sistema de justicia, un desembargador que recibió la solicitud de habeas corpus y que tenía competencia para decidir sobre una decisión sobre la libertad.

La presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF), Carmen Lúcia, emitió ayer a la tarde un comunicado en el que no se pronunció sobre el caso, pero reiteró que la Justicia brasileña es "impersonal" y que los ritos del Poder Judicial deben ser "respetados".

Favreto fue afiliado al PT entre 1991 y 2010 y durante la gestión de Lula, entre 2003 y 2011, ocupó diversos cargos en el Gobierno, en el que llegó a ser subjefe de Asuntos Jurídicos del Ministerio de la Presidencia.

Dirigida al Poder Judicial de Brasil, la misiva que aboga "por la defensa de la democracia", fue firmada por 43 personalidades de la izquierda chilena.

Como si esto no fuese suficiente confusión, Favreto mantuvo su resolución frente a la Policía Federal y ratificó la orden de liberación y el "inmediato cumplimiento de la decisión desde inicio de la mañana del presente día", según se informó en O globo.

La decisión de Favreto le permitía a Lula permanecer en libertad hasta tanto todas las apelaciones contra su condena fueran rechazadas.

Aunque quedara en libertad, lo que es más que improbable, Lula está inhabilitado por ley a postularse en la elección por haber sido condenado en dos instancias judiciales, primero por Moro a nueve años y después por un tribunal de segunda instancia, que le aumentó a 12 años la pena.

Ante la incertidumbre de si la orden para soltar Lula llegaría a la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba (sur de Brasil), donde está preso el exmandatario, el presidente del TRF-4, el juez Carlos Eduardo Thompson Flores, determinó finalmente que Lula continúe preso, poniendo fin a la incertidumbre.

El drama refleja cuán contencioso es el encarcelamiento de da Silva en Brasil, quien comenzó a cumplir una condena por corrupción en abril.

Las encuestas siguen mostrando que Luis Inacio Lula da Silva podría obtener un tercer mandato presidencial en los comicios de octubre, pues obtiene más del doble del respaldo de su contendiente más cercano. Mantuvo siempre su afirmació de ser inocente, y pese a estar preso aseguró que se presentará en las elecciones presidenciales que fueron pautadas para octubre.