Domingo, 16 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Corea del Sur: expresidenta es condenada a otros 8 años de cárcel

Corea del Sur: expresidenta es condenada a otros 8 años de cárcel

22 Julio 2018
Corea del Sur: expresidenta es condenada a otros 8 años de cárcel

La expresidenta surcoreana Park Geun-hye fue sentenciada hoy a ocho años de cárcel por obtener financiación ilícita del servicio nacional de inteligencia e interferir e unas elecciones, una pena que se suma a la que cumple actualmente por el caso "Rasputina".

De esta manera, la reciente condena le será sumada a una sentencia previa de 24 años impuesta en abril por agravantes de corrupción.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl dictó el veredicto de culpabilidad, transmitido en directo por televisión, a la acusada, de 66 años de edad, que ya se encuentra cumpliendo una pena de 24 años de prisión por los cargos de tráfico de influencias en un escándalo nacional que causó su destitución.

Además de la pena de cárcel, el tribunal le ordenó pagar una multa de unos 2.9 millones de dólares. Tres exjefes del NIS declararon haber malversado dinero de las cajas de su organización por orden de Park, señala la sentencia.

La expresidenta también fue imputada por interferir en las elecciones internas de su partido, Saenuri, para decidir los candidatos que participarían en las elecciones legislativas de 2016. La amiga de la exmandataria surcoreana también presionó al presidente de SK, Chey Tae-won, a que pagara 8,2 millones de dólares a una de sus fundaciones, pero este rechazó su demanda.

La defensa de Park solicitó que la condena fuera revocada, ya que ella no se benefició cuando las empresas "donaron" a las fundaciones controladas por Choi.

Park está acusada de gastar parte de los fondos para temas privados, como el pago de facturas de teléfonos secretos que usaba para comunicarse con Choi Soon Sil y de los costes de mantenimiento de su vivienda en Seúl y de sus tratamientos médicos.

Hija mayor del dictador militar Park Chung-hee, Park Geun-hye accedió a la función suprema presentándose como la incorruptible "hija de la nación".

Park creció en el palacio presidencial, donde su padre dirigió el país desde 1961 hasta su asesinato en 1979.