Martes, 18 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Supremacistas protestan por derechos de los blancos frente a la Casa Blanca

Supremacistas protestan por derechos de los blancos frente a la Casa Blanca

13 Agosto 2018
Supremacistas protestan por derechos de los blancos frente a la Casa Blanca

"Hace un año, en Charlottesville, fuimos testigos de una fea exhibición de odio, racismo, intolerancia y violencia", dijo Ivanka en el primero de sus tres tuits.

En el primer aniversario de aquellos incidentes, la red de extrema derecha Unite the Right (Unir a la derecha) había convocado la nueva concentración en Washington, pero solo una veintena de supremacistas llegó a la capital desde Vienna, Virginia, bajo una fuerte escolta policial.

Según constató Efe, la Policía instaló en señales y semáforos cercanos a la Casa Blanca carteles blancos en los que se advierte que "todas las armas de fuego" están prohibidas a una distancia de 30 metros de ese mismo letrero.

El presidente de la Universidad de Virginia (UVA), James Ryan, consideró en un discurso que la institución que lidera debe trabajar por el bien de "la diversidad, la tolerancia, la equidad y la inclusión" para que eventos como los que ocurrieron hace 365 días no vuelvan a pasar "jamás".

Y de nuevo siguen esperando quienes piden al presidente, Donald Trump, una condena contundente de los grupúsculos racistas que se han envalentonado desde que él entró en política.

En Charlottesville se dispuso una importante presencia de agentes de seguridad con patrullajes y vallados en el área circundante al centro, con solo dos puntos de ingreso para peatones.

El sábado manifestantes antifascistas realizaron una marcha pacífica en la ciudad y muchas personas dejaron flores en un memorial en honor a Heather Heyer, muerta en los incidentes del año pasado.

Decenas de neonazis, gritando consignas y con símbolos fascistas y banderas de EEUU, comenzaron a llegar a Washington para su marcha en defensa de "los derechos civiles de los blancos" en el parque Lafayette, situado frente a la Casa Blanca.

El conflicto inició cuando la red ultraconservadora "United the Right" obtuvo permiso de manifestarse contra un proyecto de la alcaldía de Charlottesville de retirar la estatua de Robert E. Lee, un general esclavista de la Confederación durante la guerra civil de Estados Unidos.

Al culminar la marcha se desencadenaron choques entre los supremacistas blancos y contra-manifestantes, que fueron embestidos por un simpatizante neonazi causando la muerte de una mujer y 19 heridos.

Los mensajes de Trump contrastan con las controvertidas declaraciones que hizo hace un año, cuando responsabilizó de la violencia a los grupos neonazis y a los manifestantes de izquierda.

Tras la protesta y los incidentes, Trump recibió duras críticas por haber establecido inicialmente una equivalencia moral entre ambos grupos de manifestantes, sin condenar directamente a los supremacistas blancos.

"En lugar de desgarrarnos mutuamente con odio, racismo y violencia, podemos ayudarnos unos a otros, fortalecer nuestras comunidades y esforzarnos por ayudar a que cada estadounidense alcance su máximo potencial", añadió.