Martes, 25 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Filipinas comienza desalojo ante la llegada de gran tifón

Filipinas comienza desalojo ante la llegada de gran tifón

14 Setiembre 2018
Filipinas comienza desalojo ante la llegada de gran tifón

Según los pronósticos, Manghkut -bautizado localmente como Ompong- se fortalecerá en las próximas horas antes de tocar tierra el sábado y si los vientos sostenidos superan las 135 mph será catalogado como un supertifón.

El gobernador de Cagayan, Manuel Mamba, dijo a The Associated Press por teléfono que las evacuaciones de los residentes de las amenazadas zonas costeras y municipios insulares del norte de la provincia habían comenzado y que se cancelaron las clases a todos los niveles.

El portavoz del NDRRMC, Edgar Posadas, anunció hoy en rueda de prensa que el tifón, el mayor que llega a Filipinas en un lustro, afectará a cerca de 5,2 millones de filipinos que viven en un radio 125 kilómetros del trayecto de tifón.

Isabela y Cagayan son dos de las principales regiones productoras de arroz y maíz del país y debían recoger la cosecha en estas fechas, pero ha tenido que ser retrasada por la inminente llegada del tifón.

Las nueve provincias más septentrionales de la isla de Luzón, en el norte del país, están desde esta mañana en el nivel de alerta número tres (de un total de cinco).

Mientras la costa este de Estados Unidos se prepara para el huracán Florence, un supertifón aún más fuerte se precipita sobre el sudeste asiático, con Hong Kong y Macao en su camino.

Su centro estaba el jueves a unos 725 kilómetros (450 millas) de distancia sobre el Océano Pacífico y tenía vientos sostenidos de 205 km/h (127 mph) con rachas de hasta 255 km/h (158 mph) por hora.

El temporal, que se ha acelerado en las últimas horas y se desplaza a 35 kilómetros por hora, saldrá de Filipinas hacia Hong Kong (China) el sábado por la tarde, antes de lo previsto inicialmente.

Un hombre asegura el techo de una casa, en la ciudad de Aparri, Filipinas.

Cruz Roja Filipinas también ha enviado equipos de respuesta rápida a la zona, donde cuentan con más de 30.000 voluntarios para hacer balance de daños rápidamente tras el paso del tifón y poder hacer lo antes posible un llamado de fondos a la comunidad internacional.

Habitantes de una villa de Manila tratan de proteger sus casas antes de la llegada del tifón. Duterte ha desplegado a miembros de su gabinete por todas las provincias que se verán más afectadas por el paso del tifón, donde viven 4,3 millones de personas, para que coordinen de primera mano las labores de emergencia.

"Estamos muy asustados. Dicen que el tifón es muy violento" afirma Delaila Pasion, que abandonó su vivienda.

Filipinas recibe cada año entre 15 y 20 tifones durante la temporada de lluvias que este año empezó el 8 de junio y suele concluir entre noviembre y diciembre.