Domingo, 18 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Florence se debilita a tormenta tropical en Carolina del Norte

Florence se debilita a tormenta tropical en Carolina del Norte

16 Setiembre 2018
Florence se debilita a tormenta tropical en Carolina del Norte

"El peligro de inundación por esta tormenta es ahora más inmediato que cuando tocó tierra hace 24 horas", dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, este sábado por la mañana.

"Si alguien pudiera ayudar. nuestros automóviles están bajo el agua y nuestra casa está inundada hasta el ático", pidió una usuaria de Twitter llamada Brianna desde New Bern, comunidad situada junto al río Neuse, que se preveía que podría sufrir los efectos de la marejada ciclónica.

La tormenta tropical Florence se cobró una sexta muerte en su paso por la costa atlántica de Estados Unidos, donde las fuertes precipitaciones mantienen elevado este sábado el riesgo de inundaciones "catastróficas".

El portavoz del departamento de coordinación de emergencias de Carolina del Sur, Antonio Diggs, señaló que una mujer de 61 años murió este viernes cuando su auto chocó contra un árbol que había caído por los vientos; con lo que se convirtió en la primera en fallecer en dicha entidad.

Los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. indican que el centro de Florence "se mueve lentamente en dirección oeste hacia la frontera entre Carolina del Norte y Carolina del Sur".

"Nos enfrentamos a múltiples amenazas". La fuerza del viento rompió ventanas y arrancó árboles de raíz y muchas calles fueron bloqueadas por troncos y ramas.

Duke Energy, una empresa eléctrica presente en las dos Carolinas, estimó que unos tres millones de clientes quedarán sin electricidad por la tormenta y que podrían tardar hasta una semana en restaurar el servicio.

Los niveles de agua siguen subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas por el agua. "Da miedo, pero es hermoso", dijo Scott Brauer, un jubilado de 71 años.

"Desafortunadamente, Florence está haciendo exactamente lo que se predijo", dijo el director de FEMA, Brock Long.

Florence derribó árboles, dañó caminos y dejó sin electricidad a más de 890,000 hogares y negocios, y su embate está lejos de terminar.

El gobernador de Carolina del Norte indicó que cerca de 800.000 personas permanecen sin electricidad en ese estado, que tiene una población de 10 millones, y agregó que unas 21.000 personas estaban refugiadas en 157 albergues.

De igual forma hay un aviso de tormenta tropical para South Santee River (Carolina del Sur) hasta Cape Lookout (Carolina del Norte) y Pamlico Sound.

Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Virginia y Maryland declararon el estado de emergencia ante los pronósticos de que Florence arrojará cantidades históricas de lluvia en sus áreas.

El motivo es que el fenómeno se desplaza a solo 6,5 kilómetros por hora y así castiga de manera prolongada unas zonas con un terreno ya saturado de agua, y esta acumulación se suma al aumento del nivel del mar de hasta 4 metros en Carolina del Norte provocado por la marejada ciclónica.