Martes, 23 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Francisco volvió a rechazar el aborto: "Es como contratar a un sicario"

Francisco volvió a rechazar el aborto: "Es como contratar a un sicario"

10 Octubre 2018
Francisco volvió a rechazar el aborto:

Condenó hoy la interrupción del embarazo y lo comparó con quien 'resuelve un problema con contratar un sicario', durante su catequesis en la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro.

Todo el mal del mundo, desde las guerras a la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida. Así, se ha referido al aborto y ha puesto en duda que pueda ser "terapéutico, civil o simplemente humano" un acto "que suprime la vida inocente e indefensa en su nacimiento".

"Toda violencia y daño contra la vida provienen del miedo". Del miedo. Acoger al otro, en efecto, es un desafío al individualismo.

El papa Francisco condenó en las últimas horas al aborto y sostuvo que la práctica es comparable a recurrir a un "asesino a sueldo para resolver un problema".

"¿Es justo contratar a un sicario para resolver un problema?, ¡No, no se puede!".prosiguió saliéndose del texto que tenía preparado. Pensemos a la llegada de un niño enfermo. El quinto mandamiento: "No matarás".

"En cambio -ha añadido-, a menudo reciben consejos apresurados para interrumpir el embarazo, es decir, esto es un modo de decir: interrumpir el embarazo significa quitar la vida a uno, directamente", ha advertido. Y aquí quiero detenerme para dar las gracias, dar las gracias a tantos voluntarios, dar las gracias al fuerte voluntariado italiano que es el más fuerte que yo haya conocido.

La vida vulnerable nos muestra el camino de salida, el camino para salvarnos de una existencia replegada sobre sí misma y descubrir la alegría del amor. Ahí donde Dios es "amante de la vida".

"FRANCISCO"¡Tú eres una obra de Dios! ¡No te subestimes, no te desprecies con las dependencias que te arruinarán y te llevarán a la muerte!

En 2016, sin emabargo, anunció que todos los sacerdotes tendrían la facultad de absolver a las mujeres que hayan cometido "el pecado del aborto", porque "el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido" y "muchas de ellas llevan en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa".

Que nadie mida la vida según los engaños de este mundo, sino que cada uno se acepte a sí mismo y los demás en nombre del Padre que nos ha creado.