Martes, 13 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Google recurre la multa de 4.343 millones impuesta por la UE

Google recurre la multa de 4.343 millones impuesta por la UE

12 Octubre 2018
Google recurre la multa de 4.343 millones impuesta por la UE

Todas estas razones, más los obstáculos que puso Google a aquellos que querían vender móviles con versiones no aprobadas de Android, llevaron a la Unión Europea a imponer una multa de 4.342 millones de euros por abuso de posición dominante con su sistema operativo. Este comportamiento costó a la compañía una multa de 2.350 millones de euros. Cabe destacar que uno de los pliegos de la resolución solicita de forma tajante que la compañía ponga punto y final a las prácticas de monopolio que han originado la sanción.

De acuerdo con la UE, Google utilizó su control del sistema Android, el más utilizado en teléfonos celulares y tabletas, para forzar el uso de su mecanismo de búsqueda. "Recurriremos la sentencia de la Comisión", declaraba un portavoz de Google tras conocerse la sentencia. "Esto es ilegal con arreglo a las normas de defensa de la competencia de la UE".

Las multas no son un problema especialmente grande para las arcas de la compañía, pues Google tarda menos de 20 días en facturar los suficiente como para hacer frente a dichos pagos, pero sí que demuestra que las autoridades continentales vigilan sus pasos y de que deben andarse con cierto cuidado.

La sanción se suma a la impuesta por la Comisión Europea en junio de 2017 (2.424 millones de euros / más de 2.800 millones de dólares), por favorecer su propio servicio comparador de compras (Google Shopping) en su motor de búsqueda. La misma semana en la que la Comisión Europea hacía pública su sentencia, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la utilizaba como ejemplo del aprovechamiento de su país por parte de la Unión Europea.

Hace algún tiempo, Alphabet, empresa que engloba a Google, fue condenada por la Unión Europea a pagar una multa de 5.000 millones de dólares por prácticas anticompetitivas en el mercado del Viejo Continente.

Ahora la decisión está en manos de la Justicia europea.

Sin embargo, Google afirmó en un primer momento no tener planes para pedir medidas provisionales para interrumpir la aplicación de la decisión de la Unión Europea...pero parece que ayer cambiaron de idea.