Sábado, 15 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » EEUU plantea volver a separar familias de inmigrantes

EEUU plantea volver a separar familias de inmigrantes

14 Octubre 2018
EEUU plantea volver a separar familias de inmigrantes

EL presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado que la separación de las familias en la frontera con México podría desalentar la inmigración ilegal y señaló que estaba considerando varias opciones para mejorar la seguridad.

La administración de Donald Trump busca activar un nuevo plan para separar a padres e hijos que crucen ilegalmente la frontera que comparten Estados Unidos y México, pero ahora con la opción de que los progenitores tendrían opción de mandar a los menores a refugios o tenerlos con ellos en detención por 20 días o años.

Actualmente el número de familiares migrantes arrestadas y acusadas de cruzar ilegalmente aumentó un 38 por ciento, tan solo en el mes de agosto y ahora está en un nivel récord, según funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

"La intensidad, escala y alcance de los abusos contra quienes buscan asilo es realmente indignante. El Congreso y los organismos encargados de hacer cumplir la ley de Estados Unidos deben realizar investigaciones inmediatas, exhaustivas e imparciales para exigir cuentas al gobierno y garantizar que esto no vuelve a ocurrir nunca".

La cifra, más del doble de la que se había dado a conocer, fue obtenida de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). Las más de 6 mil separaciones ocurrieron entre el 19 de abril y el 15 de agosto de este año, precisó un informe de AI.

En total, la administración Trump ha reconocido ahora que ha separado aproximadamente a ocho mil unidades familiares desde 2017, mientras en mayo pasado, cuando un juez de EU le ordenó detener la separación sólo aceptó que eran tres mil casos.

De esa cifra, además, están excluidas separaciones no registradas, como las de abuelos y otros miembros de la familia no inmediata, cuyas relaciones califican las autoridades de fraudulentas.

Se trata de cifras "escandalosas", en opinión de Amnistía, que cree que las autoridades norteamericanas o bien informaron mal de los datos a la opinión pública o directamente siguieron con la práctica pese a las declaraciones de altos cargos y a las órdenes judiciales aprobadas. Esas separaciones familiares causaron angustia extrema y, en algunos casos, traumas a largo plazo a personas adultas y niños y niñas por igual.

Amnistía Internacional denuncia también que desde 2017, las autoridades aplican una política de detención obligatoria e indefinida de solicitantes de asilo, a menudo sin libertad condicional, durante la tramitación de sus solicitudes, lo que supone una detención arbitraria y viola la legislación estadounidense y el derecho internacional.