Martes, 13 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » "Angela Merkel reincide en acciones intervencionistas y hostiles contra Venezuela" — Jorge Arreaza

"Angela Merkel reincide en acciones intervencionistas y hostiles contra Venezuela" — Jorge Arreaza

16 Octubre 2018

Por su parte, la AfD (Alternativa por Alemania), el partido de derecha alternativa al que muchos tachan de ultras, ha entrado por primera vez en el parlamento regional, pero no ha pasado de un 10,2%, en la banda baja de lo que pronosticaban las encuestas. La ultraderecha quedaría algo por debajo de la media nacional alcanzada en las generales de 2017 -un 12,6 %-, pero con su acceso a la cámara bávara tendrá representación parlamentaria en 15 de los 16 "Länder" del país. "No logramos un buen resultado", dijo el primer ministro bávaro Markus Soeder en una reunión de su partido.

El líder de la CSU, Horst Seehofer, ha sido una astilla en el costado para Merkel desde que en 2015 la canciller decidió abrir las fronteras alemanas a más de un millón de migrantes, volcando gradualmente al partido de Seehofer a la derecha en un esfuerzo por contrarrestar el ascenso de AfD, que terminó siendo inútil.

Los sondeos a pie de urna ya aventuraban que la CSU perdería la mayoría absoluta en las elecciones locales de la región del sur del país.

"Hemos logrados muy buenos acuerdos y compromisos con el presidente (del Gobierno español, Pedro) Sánchez, el presidente (francés, Emmanuel) Macron, y (la canciller alemana) Angela Merkel, que van a permitir a Chile a robustecer su capacidad de crecer, de crear empleo y de crear oportunidades", aseguró. Pero el resultado fue también una "señal clara desde Baviera a Berlín", ha sostenido Klingbeil. Al mismo tiempo felicitó a los Verdes, que fueron los "ganadores inequívocos de las elecciones". Un cambio en el liderazgo de la CSU, propiciado por un duro revés electoral, podría dar una excusa más al Partido Socialdemócrata (SPD) para poner fin a la coalición que tiene con los conservadores haciendo uso de la cláusula de revisión a los dos años de Gobierno. "Sin embargo, una cosa es cierta: no dejará sus cargos sin pelear, ni el de presidente del partido ni el de ministro de Interior alemán", escribió la publicación alemana 'Der Spiegel'.