Miércoles, 14 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Cientos de fosas comunes de víctimas del Dáesh en Irak

Cientos de fosas comunes de víctimas del Dáesh en Irak

08 Noviembre 2018
Cientos de fosas comunes de víctimas del Dáesh en Irak

Ahora una parte del legado de terror que sufrió Irak hasta 2017 ha sido desenterrado: un nuevo informe de la ONU desvela que se han encontrado 202 fosas comunes cavadas por el grupo yihadista que podrían contener entre 6.000 y 12.000 cadáveres.

Asimismo, fueron encontradas otras 37 fosas en Kirkuk y 36 en Saladino, 24 en Al Anbar y el resto en Babilonia Y Bagdad.

Las ONU estima que hay entre seis mil y 12 mil cuerpos en las 202 fosas documentadas, pero es difícil hacer un cálculo exacto ya que hasta el momento sólo se han excavado 28 fosas, donde se han exhumado mil 258 cuerpos.

"Podría haber muchas más fosas comunes en Irak", reconoce el informe, debido a que algunas zonas son inaccesibles por la cantidad de minas colocadas en ellas o por seguir bajo la amenaza de células yihadistas clandestinas.

La fosa más pequeña, al oeste de Mosul, contiene ocho cuerpos, mientras que la que se cree que es la más grande alberga los restos de más de un millar de personas.

"Las pruebas obtenidas en estos sitios serán fundamentales para garantizar investigaciones, enjuiciamientos y condenas creíbles de conformidad con las normas internacionales sobre garantías procesales", dijo Shamdasani.

Serán fundamentales la "preservación, excavación y exhumación de las fosas comunes, así como la identificación de los restos de las víctimas y su entrega a las familias", agrega el documento de la ONU. La primera fosa fue descubierta el 9 de setiembre de 2014 en el pueblo de Bardi, cerca de la presa de Mosul, y contenía 14 cadáveres de civiles que se cree que pertenecían a la comunidad yazidí, una minoría religiosa de la etnia kurda que fue una de las más perseguidas por los yihadistas.

Entre junio de 2014 y diciembre de 2017, el Estado Islámico ocupó grandes áreas de Irak y lideró "una campaña de violencia generalizada y violaciones sistemáticas de los derechos humanos, actos que pueden constituir crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y posible genocidio, manifestó la ONU".

Unas familias que quedan a expensas de lo que revelen las fosas comunes que, según Kubis, son "el testimonio de terribles pérdidas humanas, de un sufrimiento profundo y de una crueldad chocante".

El líder del Estado Islámico, Abubaker al Bagdadi, proclamó el grupo a finales de 2014 en la ciudad de Mosul, zona considerada para los extremistas como capital de la organización terrorista en Irak, y que fue liberada por las fuerzas de Irán con el apoyo de Estados Unidos en 2017.

"Aunque los crímenes horribles del EI ya no acaparan titulares, el trauma de las familias de las víctimas sigue existiendo y se desconoce la suerte que han corrido miles de mujeres, hombres y niños", recordó Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos.