Jueves, 15 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez

Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez

10 Noviembre 2018
Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez

Los Mossos solicitaron una orden de entrada y registro del domicilio de Manuel M., donde el pasado 19 de septiembre hallaron 16 armas de fuego cortas y largas, incluido un fusil de asalto militar Cetme, un subfusil ametrallador checoslovaco Skorpion vz.

El detenido es un experto tirador, el mejor del club de tiro olímpico del Vallés, en el que practicaba y competía desde hacía muchos años, y era capaz de modificar y construir armas cortas o largas, según 'Público'.

El caso lo lleva actualmente la fiscal especializada en odio de Tarrassa bajo la supervisión del Servicio especializado en delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Barcelona, y esperarán a que avance la instrucción antes de determinar la calificación de los hechos, que ahora se investigan por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves, delito de tenencia ilícita y depósito de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

El detenido frecuentaba ambientes ultraderechistas, pero nunca había participado en actos violentos, por lo que no tenía antecedentes policiales y no estaba controlado por las fuerzas de seguridad.

"Estoy dispuesto a sacrificarme por España", revela que escribió.

El gobierno español aseguró en una breve nota que "en ningún caso se ha visto comprometida la seguridad del presidente".

Los Mossos no confirmaron la identidad del hombre, que permanece en prisión.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradece las muestras de apoyo recibidas tras la detención de un vigilante de seguridad que quería atentar contra él y reivindica el valor de la "convivencia, la palabra, de la defensa sosegada de las ideas y la serenidad tan necesaria también en la vida pública".

El juez pretende ahora aclarar si sus "capacidades mentales" pudieron influir en sus planes de atentar contra el presidente del Gobierno, que al parecer empezó a urdir cuando se hizo pública su intención de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. En el maletero del coche llevaba una carabina y una pistola de aire comprimido que iba dentro de su caja. "El objetivo era actuar con la máxima rapidez y discreción", ha indicado Oliva.

Por supuesto, gran parte de ese arsenal estaba fuera de la ley, y varios fusiles habían sido modificados por Murillo, reparando las perforaciones en el cañón y otros puntos del arma que se hacen para inutilizarla.

El detenido está bajo prisión incondicional en la cárcel de Brians, situada en Sant Esteve de Sesrovires.