Lunes, 17 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Nace el primer bebé de un útero trasplantado

Nace el primer bebé de un útero trasplantado

05 Diciembre 2018
Nace el primer bebé de un útero trasplantado

Cabe destacar que actualmente se han desarrollado 10 trasplantes con donantes fallecidas y todos han sido sin éxito.

Como fue el caso de una mujer de 32 años en Brasil, que se convirtió en la primera en dar a luz a un bebé sano al trasplantarle un útero de un cadáver en 2016.

Hasta ahora, "el único embarazo acontecido después de un trasplante de útero retirado post mortem fue en 2011 en Turquía" y resultó en un aborto espontáneo, según el doctor Srdjan Saso, del departamento obstétrico del Imperial College de Londres.

"Recurrir a donantes fallecidos podría ampliar considerablemente el acceso a este tratamiento" por parte de las "mujeres que sufren una esterilidad de origen uterino", dijo Dani Ejzenberg, quien dirigió la experiencia, citado por The Lancet.

Es la primera vez, después de una decena de tentativas fracasadas en Estados Unidos, República Checa y Turquía, que un trasplante de útero a partir de una donante fallecida permite llevar a cabo un nacimiento.

Es "un hito en el campo del trasplante uterino; representa la prueba de concepto de que los úteros obtenidos de donantes fallecidas son funcionales", afirma Antonio Pellicer, del Grupo IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad), en un artículo de opinión también publicado en The Lancet.

Los médicos brasileños explicaron que trataron a una mujer con el llamado Síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKHS, según las siglas en inglés), una rara malformación congénita del útero. Sin embargo, las ansías de ser madre eran tantas que se sometió a una operación de diez horas, donde los médicos lograron trasplantar el útero de una mujer (45) que había fallecido a causa de un derrame cerebral.

La bebé nació por cesárea a 36 semanas de gestación, el 15 de diciembre de 2017. Fue prematura, pesaba 2,550 kilos, pero estaba en perfecto estado de salud. El útero fue retirado durante la cesárea para poder suspender el tratamiento inmunosupresor, muy duro para la paciente.

Este es el primer caso de estas características ya que, hasta ahora, había habido nacimientos a partir de úteros trasplantados pero siempre de donantes vivas, normalmente familiares o amigas. La beba y su mamá dejaron el hospital al cabo de tres días.