Viernes, 18 Enero 2019
Ultimas noticias
Casa » Hacen tregua política en EU para despedir a H. W. Bush

Hacen tregua política en EU para despedir a H. W. Bush

07 Diciembre 2018
Hacen tregua política en EU para despedir a H. W. Bush

George H.W. Bush, quien escribió la historia como el presidente 41 de Estados Unidos y patriarca de una familia que ocupó la Casa Blanca durante una docena de años, finalmente llega el jueves a Texas para su eterno descanso. El féretro de George H.W. Bush (Milton, Massachusetts, 1924), hijo del senador Prescott Bush y padre del presidente George W. Bush, ha entrado la catedral nacional de Washington envuelto en la bandera estadounidense, cargado por militares y al redoble de campanas.

A su vez, su hijo y 43° presidente, George W. Bush, conmovido, destacó: "Para nosotros, el suyo era el más brillante de mil puntos de luz".

Trump y Obama se dieron el primer apretón de manos desde la entrega de mando, el 20 de enero de 2017.

Pero sus saludos se detuvieron allí y su lenguaje corporal cambió radicalmente cuando se encontró frente a Hillary Clinton, la candidata demócrata a la que derrotó en 2016. Este último, sin embargo, había intercambiado cálidamente unas palabras con el vicepresidente Mike Pence poco antes.

El presidente Donald Trump tuiteó el miércoles que el día marcó "una celebración para un gran hombre que tuvo una vida larga y distinguida".

El príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller alemana Angela Merkel; el rey jordano Abdalá II y la reina Rania; y los expresidentes de Polonia, Lech Walesa, y de México, Carlos Salinas de Gortari, estaban entre los invitados.

Trump no fue en abril al funeral de la matriarca Bush, la ex primera dama Barbara.

Bush, que dirigió Estados Unidos entre 1989 y 1993, en el turbulento final de la Guerra Fría, fue saludado por decenas de miles de estadounidenses en un velatorio de más de 36 horas en el Capitolio, donde también se vio a su fiel labrador, Sully. "No tiene que ser así", dijo el reverendo Russell Levenson en su homilía.

El recorrido de este tren permitió que cientos de texanos despidieran también al expresidente, con la mano en el corazón, hasta la localidad de College Station (Texas), a 160 kilómetros de Houston, donde fue enterrado en la biblioteca presidencial junto a su mujer, Barbara, y su hija Robin, que falleció con tan solo 3 años de edad de leucemia.