Domingo, 24 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » Pensó que tenía sexo con su novio y era otro joven

Pensó que tenía sexo con su novio y era otro joven

07 Diciembre 2018
Pensó que tenía sexo con su novio y era otro joven

En Estados Unidos cada 98 segundos se comete una agresión sexual; es decir, 1 de cada 6 mujeres en este país ha sido víctima de una violación, de acuerdo con datos de la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto (RAINN).

Horas más tarde, su "novio" subió, se acostó a su lado y se quedaron dormidos. En otra parte de la habitación había tres amigos de él jugando videojuegos y bebiendo. Inclusivo logró oír que uno de ellos, Donald Grant Ward, le deseó a su novio tener "buen sexo" con su flamante pareja.

Poco después, cuando despertó, sintió una mano acariciándola sobre su camiseta.

Le contó que se sentía violada por su amigo pero no estaba segura si era ilegal lo que había ocurrido.

Después de unos minutos, Abigail le dijo que tenía que ir al baño. "Era una imagen perturbadora", confesó Finney a BuzzFeed.

"Me siento violada. Esto se siente mal. Pero no sé si es ilegal", dijo la joven a personas cercanas. Finney iría a un hospital junto a su pareja y denunció a Ward. Allí, "Ward indicó que tuvo sexo con la víctima número 1 sabiendo que ella creía que él era su novio". La absolución de Ward ha llevado a Finney a abogar por cambiar los leyes sobre violación para que abarquen los casos de engaño y de suplantación de identidad.

En Indiana se considera violación cuando se obliga a tener sexo por la fuerza o mediante amenazas, si la víctima tiene una discapacidad mental y no puede dar su consentimiento correctamente, o si no está consciente de que está teniendo el sexo. El caso se hizo público e indignó a la opinión pública.

"Estoy menos protegida que cualquier propiedad en el estado. Mi cuerpo puede ser tomado y usado y no representa un crimen", planteó Abigail, sobre el vacío legal que expuso su caso. De esta manera, el abogado de Grant, Kirk Freeman, uso este vacío legal para defender a su cliente y dejarlo en libertad. Sin hacer ruido para no despertar a los demás, permitió que el hombre la tocara, lo que terminó en relaciones sexuales, todo el tiempo de espaldas a él.

Ward fue acusado de dos cargos de violación.

A pesar de salirse con la suya, la universidad le prohibió a Grant el ingreso por un año y ya no podrá seguir estudiando ahí. Abigail, en tanto, debió tomarse un semestre para sobreponerse al impacto emocional que implicó semejante ultraje.

Abigail debió pasar por terapia psicológica debido al estrés y depresión. "Sólo porque haya mentido no lo hace un violador", disparó en el juicio.

Abigaíl concluyó que estaba furiosa tras conocer el veredicto: "Sentí que había perdido un año de mi vida porque podría haber estado tratando de curarme, pero en su lugar estaba reabriendo la herida una y otra vez".