Viernes, 18 Enero 2019
Ultimas noticias
Casa » La guatemalteca indocumentada que trabaja para Trump

La guatemalteca indocumentada que trabaja para Trump

08 Diciembre 2018
La guatemalteca indocumentada que trabaja para Trump

The New York Times publica este jueves una extensa pieza periodística sobre Victorina Morales, quien trabajó cinco años como empleada doméstica en el el Club Nacional de Golf Trump en Bedminster, Nueva Jersey. Y no es la única en esa situación: Sandra Díaz, costarricense de 46 años, también trabajó de 2010 a 2013 cuando era aún indocumentada (ya ha regularizado su situación), según el citado diario.

La migrante guatemalteca también reveló que cuando el presidente visita el National Golf Club en Bedminster, el Servicio Secreto le indica a ella que use un prendedor con la forma de la bandera estadounidense adornada con el logotipo del Servicio Secreto. Por su "sobresaliente" labor durante las visitas del mandatario a esas instalaciones, en julio la Casa Blanca le entregó a Morales un certificado de reconocimiento, según reporta el diario The New York Times, que añade un dato más: Morales es una inmigrante indocumentada.

Por su parte, la Casa Blanca no quizo hacer comentarios. Todo un logro para un ama de llaves indocumentada.

Según explicó, Morales, que dejó los campos de guatemala por EEUU en 1999, fue contratada tras presentar documentos falsos.

El mandatario suele tener reuniones con funcionarios y miembros de su equipo en el Trump National Golf Club.

"Ahí hay mucha gente sin papeles", dijo Díaz, quien afirmó haber presenciado cuando varias personas que ella sabía que eran indocumentadas fueron contratadas.

La publicación señala que pese al combate que Donald Trump ha emprendido en contra de la inmigración, y se jacta de contar con un sistema de verificación electrónica para no contratar inmigrantes ilegales, la realidad es totalmente diferente.

"No tenemos un solo inmigrante ilegal en el trabajo", dijo Trump en ese momento.

Victorina Morales se hartó de las palabras despectivas de Donald Trump hacia los inmigrantes.

Ella dijo que una empleada del campo de golf la traslada a trabajar, porque se sabe que no puede obtener licencia de conducir legalmente.

"Estamos cansados del abuso, los insultos, la forma en que habla de nosotros cuando sabe que estamos aquí ayudándolo a ganar dinero". "Siempre esperamos nerviosos para atenderlo en cualquier necesidad y tenemos que soportar su humillación".

Morales dijo al Times que sabía que podía ser despedida y deportada, pero que tenía que alzar la voz.

Morales solicitó asilo y estudia presentar una demanda por discriminación y abuso en el lugar de trabajo.