Martes, 19 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » YPF bajó los precios de sus combustibles

YPF bajó los precios de sus combustibles

07 Enero 2019
YPF bajó los precios de sus combustibles

La compañía YPF anunció que bajará a partir de hoy en promedio 1,2% los precios de sus combustibles en distintas regiones del país, lo que significa el segundo reacomodamiento a la baja consecutiva, con lo cual la Argentina pasará a tener los precios de las naftas y gasoil entre los más baratos de la región.

Según Surtidores.com, portal que refleja la información del sector de las estaciones de servicio de todo el país, la variación será a partir del primer minuto del lunes 7 de enero, de hasta un 3,2 por ciento y en todas las regiones del país.

La razón es la disminución en las últimas semanas del valor del barril de petróleo (Brent), lo que impacta de forma directa en el precio de venta.

Se trata de la segunda baja desde el 3 de diciembre, cuando la petrolera recortó los precios de la nafta hasta un 1,5%.

Por su parte para la Ciudad de Buenos Aires, la nafta súper de $37,21 a $36,99 (con una baja de 0,6%) y la premium o Infinia de $43,45 a $42,89 (1,2% menos).

Por otra parte el gasoil Diesel 500 -que en diciembre había pasado de $33,76 a $34,84- quedó en $34,59 (un 0,71% menos) y el Infinia Diesel -en el último mes del año había saltado de $39,67 a $40,86- en $40,49 (un recorte del 0,90%).

El nuevo movimiento de precios en surtidores se decidió a partir del monitoreo que la empresa realiza en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil, como son los precios internacionales de los combustibles, el precio de los biocombustibles y el tipo de cambio.

Traducido a precios, en la capital neuquina el litro de nafta súper pasó de 30,78 pesos a 30,48 pesos; la premium de 35,62 a 35,20 pesos; el gasoil común (Grado 2) de 35,40 a 34,99 pesos y; el premium de 41,83 a 40,99 pesos.

Para la petrolera estatal, como para las privadas, la reducción de costos que deriva de la baja en el valor del crudo, se ve parcialmente compensada por el aumento en el precio de los biocombustibles y la suba de los impuestos que rige desde diciembre.

El último aumento de los impuestos al dióxido de carbono (IDC) e impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) fue del 14,1%.