Domingo, 16 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » "El Chapo" no es un mito, es un traficante real: Vicentillo

"El Chapo" no es un mito, es un traficante real: Vicentillo

08 Enero 2019

En la última de las tres jornadas de su testimonio contra Joaquín 'El Chapo' Guzmán, Vicente Zambada Niebla, 'El Vicentillo', dio a conocer que el gobierno estadounidense le dio oportunidad de, desde la cárcel, hacer llamadas y enviar mensajes de texto a su padre, Ismael 'El Mayo' Zambada, a cambio de dar información a la DEA acerca de grupos rivales.

Mi compadre Chapo no es mi enemigo, aseveró afectado el testigo tras la acusación del abogado de la defensa, Eduardo Balarezo, de que la información que estaba aportando en el juicio lo convertía en adversario de Guzmán. Todo terminó y tras 14 horas de declaración ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, el hijo de El Mayo se despidió cordialmente de su "compadre Chapo" con un educado cabeceo, que el acusado correspondió en la que probablemente sea la última vez que se vean cara a cara. Y ya de paso, el Vicentillo afirmó ante el jurado que el Chapo no es su enemigo y que si está testificando en su contra es porque cuando lo capturaron se declaró culpable y prometió cooperar con la fiscalía.

"'El Vicentillo" habló sobre sus comunicaciones por teléfono con su padre, Ismael 'El Mayo' Zambada, mientras se encontraba bajo custodia de las autoridades estadounidenses, organizada presuntamente por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). "El Chapo", vestido con un traje gris oscuro y camisa y corbata en tonos azules, contempló impasible el discurrir de la sesión, tal y como viene siendo habitual durante todas las jornadas del proceso, que arrancó hace algo más de dos meses en Brooklyn.

"Es un traficante real que trabajaba con droga, un líder del cartel como mi papá", respondió Vicente.

Zambada Niebla organizó en el encuentro en Culiacán, Sinaloa, entre el alto mando militar y "El Mayo".

De acuerdo con el testigo, los intercambios fueron a instancias de la agencia estadounidense de lucha contra las drogas (DEA), que también controló dichas conversaciones en las que Vicente pidió a su padre que se entregara.

Empezó a presentar fotografías de socios, colegas, amigos y enemigos del mundo del narcotráfico: todos, incluido El Chapo, están detenidos o muertos, excepto El Mayo.