Martes, 26 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » El Vaticano estrena su equipo de atletas y sueña con los Juegos

El Vaticano estrena su equipo de atletas y sueña con los Juegos

12 Enero 2019
El Vaticano estrena su equipo de atletas y sueña con los Juegos

Debido al acuerdo con el Comité Olímpico Nacional Italiano, el equipo es ahora parte de la Federación Italiana de Atletismo y buscará integrarse en la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IIAF por sus siglas en inglés).

Está conformado por 60 miembros, entre monjas, sacerdotes, miembros de la Guardia Suiza y otros trabajadores.

El objetivo, según explicó en una rueda de prensa el español Melchor José Sánchez de Toca y Alameda, subsecretario del Consejo Pontificio para la Cultura y presidente de Athletica Vaticana es "divertirse y correr".

Según publicó la agencia EFE, el recién constituido equipo de atletismo fue oficialmente lanzado el jueves, después de alcanzar un acuerdo con el Comité Olímpico Italiano (CONI).

El presidente del CONI, Giovanni Malago, destacó este nuevo paso deportivo del Vaticano, que ya cuenta con equipos de fútbol y críquet. Y también participar en todo tipo de eventos, también internacionales. Se trata del gambino Jallow Buba de 20 años, y el senelgalés de 19, Anszou Cissé.

La primera salida oficial de los flamantes "runners del Papa" será el 20 de enero próximo, cuando participarán en esta capital de la tradicional "Corsa di Miguel", una carrera de 10 kilómetros que recuerda a Miguel Sánchez, atleta desaparecido durante la última dictadura argentina. El atleta, futbolista y poeta fue secuestrado el 9 de enero de 1978 por un comando paramilitar, probablemente por su militancia en las Juventudes peronistas, y desde entonces no se ha vuelto a saber nada más de él.

El atleta más joven del equipo vaticano, que se llama Athletica Vaticana, es un guarda suizo de 19 años y el de mayor edad un profesor de 62 años de la Biblioteca Apostólica Vaticana. Son solicitantes de asilo y viven en un centro de acogida a las afueras de Roma. Con estos gestos pretenden demostrar que el deporte puede promover la inclusión. "El deseo es el de comenzar de forma gradual y pasar de un estado de simple presencia a un auténtico estado de competición", dijo Ravasi, que subrayó la relación entre el deporte, la solidaridad y la fe. El equipo busca participar en competiciones internacionales, como los Juegos de los Estados Pequeños de Europa, que tienen menos de un millón de habitantes, y los Juegos Mediterráneos.

El coqueteo de la Santa Sede con los Juegos Olímpicos lleva cocinándose desde hace tiempo.