Lunes, 18 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » No les hagan el juego a ladrones de combustible

No les hagan el juego a ladrones de combustible

14 Enero 2019
No les hagan el juego a ladrones de combustible

El estado recibe diariamente en promedio 40.000 de los 94.000 barriles de combustible que Pemex se comprometió en enviar para hacer frente a la demanda de combustible, informó en conferencia el gobernador, Enrique Alfaro, uno de los principales opositores del Gobierno de López Obrador.

"La decisión que tomó el presidente de combatir el robo de combustible es una decisión correcta y valiente, la celebramos, la respaldamos".

El mandatario reconoció que está "costando molestias porque temporalmente va a haber desabasto, transitoriamente".

"Hay molestias y es natural".

López Obrador aseguró que la lucha contra el huachicol se mantendrá y se dijo confiado de resolver el problema con el apoyo de la gente.

Ante los actos de rapiña cometidos ayer en el municipio de Acambay, Estado de México, donde ladrones de combustible perforaron un ducto e invitaron a la población a llevarse la gasolina, el presidente López Obrador llamó a la población a no proteger ni colaborar con los delincuentes. "Vamos a poner orden", dijo el Presidente.

Para evitar el robo de gasolina, López Obrador implementó un cambio en el modelo de suministro de Petróleos Mexicanos (Pemex), que llevó cerrar ductos y transportar el hidrocarburo por pipa (camión cisterna).

"Es falso lo que dice un periódico de Estados Unidos, The Wall Street Journal de que estamos comprando menos gasolina en el extranjero, no desgraciadamente, estamos comprando más, el desabasto es por el combate al huachicol, nada más que parece que este periódico no hizo la investigación suficiente, no tengo profesionalismo", enfatizó.

Hasta el momento no se han dado datos oficiales sobre cuando se restablecerá la distribución de combustible al ritmo previo a esta crisis ni el funcionamiento normal de las estaciones de servicio del país.

En la Ciudad de México, las filas para cargar combustible en ocasiones llevan entre una y tres horas.

Sin embargo, miembros del Gobierno mexicano se han mostrado dispuestos a que el cierre de ductos continúe el tiempo que sea necesario hasta que se controle el "huachicoleo", que provoca al Estado unas pérdidas por 60,000 millones de pesos (3,000 millones de dólares) al año.