Jueves, 25 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Chubut quiere expulsar extranjeros y Patricia Bullrich lo avala

Chubut quiere expulsar extranjeros y Patricia Bullrich lo avala

09 Febrero 2019
Chubut quiere expulsar extranjeros y Patricia Bullrich lo avala

Si prospera la legalidad de lo decidido por Arcioni, Chubut sería la primera provincia argentina que niegue el ingreso o expulse a los extranjeros con antecedentes o que delincan.

El decreto dispuso "la expulsión y prohibición de ingreso a la Provincia de Chubut de ciudadanos extranjeros que hubieran sido condenados o se encuentren cumpliendo condena, que reúnan antecedentes penales o condena no firme por delitos cometidos en la República Argentina o en el extranjero".

En el mismo sentido, contó que "se trabaja con los países de Colombia" para que ellos no supriman "la información de los extranjeros pese a que hayan cumplido una condena" y con Perú "donde quizás las personas no tenían antecedentes pero venían acá ya como organizaciones delictivas", para poder colaborar en la lucha contra el delito con ambos países.

El ministro esgrimió como motivo que en el último semestre aumentó la cantidad de extranjeros que llegaron a la provincia, especialmente de "Venezuela, Colombia, Paraguay y Bolivia".

El Sistema Riachuelo es la obra más importante que financia el BM en el país. Se salvó del ajuste para 2019 e incluso de que se frene luego de que varios de los empresarios involucrados fuesen mencionados en los Cuadernos K.

Sobre la implementación de la medida, el ministro explicó que se realizará "un control exhaustivo en todos los ingresos que se realicen en vehículos privados y de pasajeros a través de las rutas nacionales 40 y 3".

Esta medida ha recibido críticas desde distintos sectores. Por un lado, debido a que no es una atribución de un estado provincial. "De lo contrario el país sería una confederación con derecho de secesión". "La única motivación de la iniciativa del gobierno de Mariano Arcioni es de carácter electoralista". En declaraciones a FM Bahía Engaño calificó al decreto como "un mamarracho" y a las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, (que apoyó la medida) como "una barbaridad". "En el verano, hicimos una brigada contra la droga así que imaginamos que esta misma filosofía de luchar contra el delito es la que impulsa esta decisión", indicó la funcionaria nacional.

"Está un poco en esta misma idea de que no son bienvenidos aquellos que no vienen a trabajar", sostuvo, y agregó que "es una mirada".