Viernes, 22 Febrero 2019
Ultimas noticias
Casa » Comienza juicio histórico a los independentistas catalanes

Comienza juicio histórico a los independentistas catalanes

13 Febrero 2019
Comienza juicio histórico a los independentistas catalanes

Así, en la querella de Fiscalía se habla de que la caída de los líderes independentistas "será muy dura", introduciendo juicios de valor políticos, y durante el tiempo de instrucción representantes del anterior Gobierno del PP han llamado "golpistas", "nazis", "cadáveres políticos" y "delincuentes" a los procesados, lo que a juicio del letrado supone un grave quebranto a la presunción de inocencia y una "perversión" de este derecho a través de los medios de comunicación.

Luego de sostener una pancarta que leía "Decidir no es delito" junto a otros líderes independentistas cerca del Supremo, el presidente catalán, Quim Torra, ingresó al edificio para estar presente en la audiencia.

De los doce acusados, únicamente el exlíder de la ANC y diputado de JxCAT Jordi Sànchez luce un pequeño lazo amarillo, mientras los tres exconsellers que no están en prisión provisional -Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs- no llevan ningún símbolo político en su vestimenta. En contraste, sí estará su exvicepresidente, Oriol Junqueras, contra el que la fiscalía pide 25 años de prisión.

Los separatistas, que tachan este proceso de "farsa", se manifestarán a las 19H00 (18H00 GMT) en Barcelona, la capital de Cataluña, región donde activistas radicales cortaron temporalmente la mañana del martes varias carreteras.

La expresidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell; el líder de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, y su par de la agrupación Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, afrontan pedidos de 17 años por rebelión, como los "principales promotores" del desafío soberanista.

Una cuestión clave del juicio será la violencia, el concepto que según el Código Penal español sustenta el cargo de rebelión.

Según el letrado de Junqueras y Romeva, el proceso no es un juicio más sino una "causa general contra el independentismo" y "contra la disidencia política" que nada tiene que ver con las pruebas y los hechos.

Los independentistas desmienten que hubiera violencia, destacan que no se utilizaron armas y argumentan que los violentos fueron los agentes de policía que aquel día echaron mano de porras, pelotas de goma y empujones para tratar de impedir la consulta.

El juicio brindará cierta tribuna política al partido ultraderechista Vox, que gracias a una particularidad del sistema jurídico español, podrá ejercer la acusación popular. En las últimas semanas, el diálogo degeneró así en un diálogo de sordos, hasta que el viernes ambas partes lo dieron por roto.