Jueves, 21 Febrero 2019
Ultimas noticias
Casa » "La ayuda humanitaria entrará en Venezuela el 23 de febrero" — Guaidó

"La ayuda humanitaria entrará en Venezuela el 23 de febrero" — Guaidó

13 Febrero 2019

"No nos van a intimidar", dijo Guaidó, quien precisó que este martes se activará incluso un segundo centro de acopio de ayuda en Brasil, en el estado fronterizo de Roraima (norte).

Sin embargo, el gobierno de Maduro niega la existencia de una crisis humanitaria y atribuye la severa escasez de alimentos y medicinas a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, cuya ayuda, acopiada en la frontera con Colombia, no permite ingresar a territorio venezolano por considerar que sería el inicio de una intervención militar.

Maduro negó que haya "emergencia humanitaria" y culpó de la falta de medicinas y comida a duras sanciones estadounidenses.

"Queremos la paz para Venezuela, todos queremos la paz para Venezuela, que los tambores de guerra se alejen, que las amenazas de invasión militar se alejen", dijo Maduro, al encabezar una manifestación de seguidores en el centro capitalino.

Desde la tarima, el líder opositor de 35 años pidió a unos 250.000 voluntarios inscritos para colaborar en el ingreso de la ayuda organizarse este fin de semana en asambleas y campamentos humanitarios itinerantes, para "ir en caravanas" a buscarla a la frontera.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, anunció este martes que el 23 de febrero será el día clave para intentar entrar a Venezuela la ayuda humanitaria que está estancada en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

El presidente de la Cruz Roja Internacional en Colombia, Christoph Harnisch, declaró a la prensa que el envío "no es una ayuda humanitaria", pues ha sido ordenada por un "Gobierno impuesto" (en referencia al autoproclamado Guaidó) en Venezuela, sin la aprobación de las autoridades legítimas. "Hay casi 2 millones en riesgo sanitario", manifestó.

Pero Guaidó dice que no dialogará ni siquiera mediando el Vaticano, pues asegura que Maduro manipuló las negociaciones en el pasado para perpetuarse en el poder. Esta semana, los militares realizan ejercicios ante una eventual acción armada no descartada por el presidente Donald Trump.

Asimismo, descartó que haya un choque entre las tropas y los voluntarios -unos 120.000 según Guaidó- que se inscribieron para ayudar en el ingreso de la asistencia.

Mientras Guaidó tiene el decisivo impulso de Estados Unidos y el respaldo de América Latina y Europa, Maduro cuenta con Rusia, Turquía, Irán y China, aunque según The Wall Street Journal diplomáticos chinos se reunieron con delegados del opositor para ver temas de deuda y proyectos petroleros.

Washington, con el que Caracas rompió relaciones por apoyar a Guaidó, busca asfixiar al gobierno y desde el 28 de abril embargará la vital exportación de crudo venezolano al mercado estadounidense. Turquía señaló que quiere desarrollar el comercio del metal precioso con Venezuela, a pesar de las advertencias de Estados Unidos. "Sigan adelante, a romper las cadenas", dijo en un tuit Almagro.

En Nueva York, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ofreció al canciller venezolano Jorge Arreaza ayudar en una negociación.

La protesta opositora coincidirá con una movilización convocada por el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta que enviarán a Estados Unidos contra la intervención en el país sudamericano.

El Grupo de Contacto Internacional (GCI), de países europeos y latinoamericanos, aboga también por una salida pacífica a través de elecciones presidenciales, lo que Maduro rechaza.