Jueves, 25 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Muere la actriz sueca Bibi Andersson, musa de la directora Ingmar Bergman

Muere la actriz sueca Bibi Andersson, musa de la directora Ingmar Bergman

15 Abril 2019
Muere la actriz sueca Bibi Andersson, musa de la directora Ingmar Bergman

La actriz sueca Bibi Andersson, conocida por sus papeles en las películas del director y compatriota Ingmar Bergman, ha muerto este domingo a los 83 años, ha informado su hija Jenny Grede Dahlstrand.

Berit Elizabeth Andersson (tal su nombre completo), estudió en el Kungliga Dramatiska Teatern y en el Royal Dramatic Teather de Estocolmo; debutó en el cine con La señorita Julia (1951), de Alf Sjöberg, en un papel no acreditado y fue junto a Liv Ullmann, Ingrid Thulin y Harriet Andersson el núcleo de actrices favoritas de Ingmar Bergman en su época de oro.

Nacida en la ciudad de Estocolmo en 1935, inició su carrera a los 15 años haciendo anuncios publicitarios para la marca de jabón sueca "Bris", dirigidos precisamente por su paisano Bergman.

En 1958 ganó el premio a la mejor actriz en el festival de Cannes por 'En el umbral de la vida', galardón que compartió con sus compañeras de reparto en el filme, y en 1962 repitió en la Berlinale por 'Älskarinnan', de Vilgot Sjöman. La actriz continuó trabajando y protagonizando películas hasta 2009, cuando sufrió un derrame cerebral que le paralizó un lado de su cuerpo y que le obligó a permanecer ingresada en un hospital.

Su hija explicó que Andersson dejó huella en la vida de muchas personas.

Para Jan Holmberg, presidente de la Fundación Ingmar Bergman, Bibi Andersson no siempre ha encontrado los roles adecuados.

A finales de la década de 1980, Andersson centró su carrera en la televisión y en el teatro, donde volvió a colaborar varias veces con Bergman.

También se la vio en “La carta del Kremlin” (1969, de John Huston), “La rival” (1974, de Sergio Gobbi), “Nunca te prometí un jardín de rosas” (1977, de Anthony Page), “El enemigo del pueblo” (1977, de George Schaefer), “Aeropuerto 1980: el Concorde” (1979, de David Lowell Rich), “Quinteto” (1979, de Robert Altman), “Todo es cuestión de amor” (1978, de André Cayatte) y “La fiesta de Babette” (1986, de Gabriel Axel). Se separaron tras Persona, pero volvieron a colaborar juntos en los largometrajes Pasión, La carcoma y Secretos de un matrimonio.

Bibi Andersson, con su pelo corto, perteneció a una generación de actrices europeas que destacaron por su seriedad en su trabajo, su libertad y su lucha por la independencia.