Jueves, 25 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Candida auris: el hongo mortal que se expande por el mundo

Candida auris: el hongo mortal que se expande por el mundo

16 Abril 2019
Candida auris: el hongo mortal que se expande por el mundo

Johanna Rhodes asegura que los profesionales de la salud ya saben cómo identificar las infecciones causadas por el 'Candida auris' y algunos laboratorios están empezando a desarrollar nuevos medicamentos.

"El verdadero número de casos de infecciones hematológicas producidas por 'Candida auris' se desconoce ante la escasez de datos en todo el mundo".

Mientras que en Australia, Canadá, China, Colombia, Francia, Alemania, India, Israel, Japón, Kenia, Kuwait, Omán, Pakistán, Panamá, Rusia, Arabia Saudita, Singapur, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Reino Unido, EE.UU. y Venezuela se han reportado múltiples casos en más de un hospital.

Debido a su gran capacidad de infectar organos vitales y su alta resistencia a los antibióticos, este hongo puede provocar la muerte de sus víctimas en menos de 90 días, contaminando el cuerpo a través de la sangre.

Si bien la mayoría de las infecciones por Candida auris se pueden tratar con medicamentos antimicóticos, las autoridades de varios países expresan su preocupación por el hecho de que algunas cepas han demostrado ser resistentes a las tres clases principales de medicamentos antimicóticos.

Por último, se han producido brotes en entornos sanitarios, por lo que es vital una identificación rápida para evitar su rápida propagación.

Otro de los problemas a los que se enfrenta la comunidad médica es que este hongo también puede sobrevivir en el medio ambiente y en superficies carentes de vida.

¿Por qué emitir la alerta?

Se tiene registro de una alerta epidemiológica ante la aparición de este virus en 10 países de 4 continentes durante junio de 2016, pero ahora ha emergido a locaciones diferentes y suma ya 32 países.

Los síntomas son fiebre, dolor y fatiga.

Sin embargo, hay factores de riesgo identificados para su adquisición, como condiciones de inmunosupresión, diabetes mellitus, enfermedad renal crónica, cáncer, coinfección con VIH, bajo peso al nacimiento y sepsis neonatal tardía.

Predominantemente se ha hallado en sondas urinarias y catéteres, así como en estancias en la unidad de terapia intensiva y estancias intrahospitalarias prolongadas, con base en la investigación 'Enfermedades infecciosas emergentes'.

La recomendación es que los hospitales mantengan políticas de prevención y control de las infecciones con relación al agente infeccioso.