Viernes, 21 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » Extinción de plantas se aceleró 500 veces

Extinción de plantas se aceleró 500 veces

14 Junio 2019
Extinción de plantas se aceleró 500 veces

Pero la realidad es que estas desaparecen dos veces más rápido que otras especies; en los últimos 250 años, 571 especies de plantas han desaparecido.

De acuerdo con los científicos, la extinción de plantas está ocurriendo más de 500 veces más rápido que la tasa de extinción natural, el ritmo normal de desaparición en la Tierra previo a la intervención humana.

"La mayoría de las personas puede nombrar un mamífero o un ave que se haya extinguido en los últimos siglos, pero pocos pueden nombrar una planta extinta", sostiene Aelys Humphreys, profesora adjunta de la Universidad de Estocolmo y autora principal del estudio, el primero que recoge una visión general de las plantas que se han extinguido. Los botánicos del estudio llegaron a este conclusión luego de analizar la lista de plantas extintas del Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Entre las especies que tienen más riesgo de desaparecer figuran las plantas leñosas -como árboles y arbustos- que habitan en un rango geográfico pequeño.

El censo del Jardín Botánico Real de Kew, en Londres, y de la Universidad sueca de Estocolmo, cuyos detalles publica el último número de la revista Nature Ecology and Evolution, alerta que en el reino vegetal hay extinciones incluso más veloces en relación a los animales.

Entre las especies ya desaparecidas, el árbol del sándalo chileno, muy aprovechado por la fragancia de su madera, y cuyos últimos ejemplares fueron avistados en 1908 en la isla Robinson Crusoe.

Los expertos señalaron que las previsiones para un futuro son desalentadoras debido a que la extinción de las plantas puede desaparecer organismos que dependen de ellas para su supervivencia, por ejemplo los insectos.

Los investigadores descubrieron que las tasas más altas de extinción de plantas se registran en islas ubicadas en los trópicos y en áreas con un clima mediterráneo, que suelen ser lugares ricos en biodiversidad, pues albergan multitud de especies únicas, que son particularmente vulnerables a la actividad humana.

"Las plantas sustentan toda la vida en la tierra, proporcionan el oxígeno que respiramos y los alimentos que comemos, además de constituir la columna vertebral de los ecosistemas del mundo, por lo que la extinción de las plantas es una mala noticia para todas las especies", dijo el coautor del estudio, Eimear Nic Lughadha.