Martes, 25 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » Muere el bebé que arrancaron del útero de su madre

Muere el bebé que arrancaron del útero de su madre

14 Junio 2019
Muere el bebé que arrancaron del útero de su madre

La criatura estuvo en equipo de soporte vital durante más de un mes y la familia había estado sopesando en pedir la desactivación del equipo, pero García dijo que el bebé simplemente murió el viernes. "Falleció este viernes 14 de junio de 2019 de su grave lesión cerebral", informó al respecto la activista Julie Contreras. Por favor, respete los deseos de las familias que el evento es PRIVADO.

Una investigación policial posterior descubrió que Figueroa invitó a Marlen Ochoa-López a su casa con al promesa de regalarle ropa para su bebé.

A Ochoa-López, casada y con un hijo de tres años, se la vio por última vez el pasado 23 de abril saliendo de la escuela Secundaria Alternativa Latino Youth, en el barrio de La Villita (sur de la ciudad), con dirección al hogar de las acusadas, en donde ya había estado en anteriores oportunidades.

Según el Chicago Tribune, la Policía y los fiscales han asegurado que cuentan con "una confesión completa grabada en video" de la hija de Figueroa afirmando que ayudó a su madre a estrangular a la víctima.

Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree, de 24, fueron acusadas formalmente esta semana de homicidio en primer grado.

¿Cómo asesinaron a Marlen Ochoa-Urióstegui? Según los investigadores, el asesinato lo cometieron en el sofá de la casa, mientras Desiree distraía a la joven con un álbum de fotos. Cinco minutos después, Marlén Ochoa estaba muerta. En octubre de ese mismo año, Figueroa anunció a sus hijas que estaba embarazada, lo que sorprendió a su familia porque tenía una ligadura de las trompas de Falopio.

El pequeño Yovani López Jr., junto a su padre, quien pedía en ese momento un milagro para su vástago..., y lo obtuvo, al volver con su madre tras el fuerte trauma que aún no nacido le tocó vivir.

La joven madre hispana de 19 años fue asfixiada el 23 de abril para poder arrancarle el bebé que llevaba en el vientre.

Tras el asesinato, Clarisa llamó a emergencias fingiendo que acababa de dar a luz y que su bebé no respondía.

De igual manera, dentro de la casa se encontraron restos de sangre, ropa quemada y contenedores con líquidos de limpieza, además del cadáver de la víctima al interior de un cubo de basura en el patio trasero. Pero fue recién el 7 de mayo, cuando amigos de Ochoa López dijeron que la joven había hablado en un grupo de Facebook sobre mujeres embarazadas, que los detectives hicieron el vínculo con Figueroa.