Miércoles, 17 Julio 2019
Ultimas noticias
Casa » Tormenta tropical Barry podría convertirse en huracán

Tormenta tropical Barry podría convertirse en huracán

12 Julio 2019
Tormenta tropical Barry podría convertirse en huracán

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos confirmó ayer la formación en el Golfo de México de la tormenta tropical Barry, que se prevé impacte el fin de semana la costa este de Estados Unidos como huracán.

La declaración de emergencia del presidente Trump libera amplios recursos federales para hacer frente a las consecuencias de Barry.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, decretó ayer el estado de emergencia para afrontar un ciclón que deja ya importantes inundaciones en Nueva Orleans.

El que podría convertirse en el primer huracán de la temporada podría barrer con fuertes lluvias la costa estadounidense entre Texas y Florida.

Entre otras recomendaciones, las autoridades locales han pedido a los residentes de Nueva Orleans que tengan al menos tres días de suministros a mano y que mantengan despejados los desagües pluviales de su vecindario para que el agua pueda moverse rápidamente.

Para prepararse ante esa eventualidad, cuadrillas de obreros están reforzando los diques en por lo menos dos áreas, dijo Boyett.

El miércoles, Nueva Orleans tuvo un adelanto de lo que podría suceder.

Bajo una brisa fuerte y constante, algunas tiendan colocaban bolsas de arena o clausuraban sus ventanas, mientras turistas ocupaban las cafeterías, tomaban fotos del río crecido y compraban obras de arte callejero.

"Estoy un poco nerviosa", dijo Lorraine Jones, que acudió a Nueva Orleans desde Charlotte, en Carolina del Norte, para asistir a una reunión de una fraternidad estudiantil.

El nivel del río era de 4.9 metros en Nueva Orleans la noche del jueves, a solo 30 centímetros de la posibilidad de inundación. Así, las aguas del Misisipi podrían superar los seis metros de barrera que protegen la ciudad de 400,000 habitantes.

El miércoles, funcionarios anunciaron que 118 bombas colocadas por toda la localidad estaban operando en "óptima capacidad".

Algunos residentes, que recuerdan el mortal y devastador paso del huracán Katrina en 2005, dijeron estar decididos a ponerse a salvo.

Si la tormenta se convierte en un huracán, como está previsto, será el primero de la temporada -que va desde junio hasta noviembre- en el Atlántico.

Más de 16 mil 500 clientes quedaron sin electricidad el jueves por la mañana, indicó el proveedor energético Entergy Louisiana.

En Nueva Orleans, las calles se convirtieron en pequeños ríos de aguas rápidas que voltearon botes de basura y levantaron escombros de madera.

El NHC alerta además de que se pueden formar tornados esta noche y el viernes en áreas del sur de Luisiana y Misisipi.

Hasta el jueves, la tormenta ya había golpeado las instalaciones de petróleo y gas en el Golfo de México, debido a que las compañías de energía cerraron la producción de más de la mitad de las plataformas y evacuaron al personal de unas 200 estructuras marinas y una refinería costera.

"Parece que hoy es el momento de tomar decisiones y de evacuaciones", dijo la joven de 25 años, que maneja un bicitaxi.

Elementos de la Guardia Nacional y cuadrillas de rescate en vehículos anfibios se desplegaron en todo el estado ante la llegada de esta tormenta, que se prevé para este viernes por la noche o el sábado por la mañana.